Morocoy, Quintana Roo / Parte I de III Morocoy, Quintana Roo / Parte I de III

Morocoy, Quintana Roo / Parte I de III

  

Ingrid Valencia

Estoy en la noche de piedradormida,en la hamaca de Morocoy

Cindy Bedolla, 9 años

Voy camino a Mahahual, estoy sentada en la parte trasera de la camioneta. Miro lo que dejamos atrás: los árboles, la gente, las señales del camino; los poblados, Huay Pix, Xul-Ha, Bacalar, Buenavista y Pedro Antonio Salinas (donde aún es permitida la poligamia). Salimos de Morocoy, son casi dos horas de camino a Mahahual.

         Morocoy tiene una población de casi mil habitantes. Es una tierra de muchas tierras pues vive gente de diversas partes como Michoacán, Torreón, Chiapas, Guadalajara, Sinaloa y Mérida. Está construido sobre ruinas prehispánicas. Vine aquí con estudiantes de la ENAH y la antropóloga social Paloma Escalante, quien me invitó. Ella participó en la apertura del museo comunitario hace cinco años.

         Doy un taller de poesía en el museo a niños de siete a once años. ¿Cómo enseñar poesía a los niños?, me preguntaba hasta que se me ocurrió un método de asociación de palabras. Ha sido más sencillo de lo que pensé. Los niños entienden la poesía casi al momento. Ya escribieron su primer poema y les pedí que lo memorizaran.

         Me quedo en casa del Sr. Morales, un médico en la comunidad. Narra que llegó a Morocoy el martes 2 de febrero de 1988, a las 15:45, cuando era pasante. Venía contando los postes de luz pues le preocupaba que no hubiera alumbrado público. Y sí había. Sólo que desde el primer día, cuando comenzó a trabajar atendió un parto a media noche y se fue la luz, de pronto. Así que envió al marido por velas pero no regresó sino hasta el día siguiente cuando el bebé ya había nacido.

     En aquella época únicamente había un pedazo de pavimento, lo demás era terracería. Mañana visitaré a la primera familia que llegó en 1965. Ellos machetearon la hierba para abrirse camino. Entonces aún había bastantes tigres y jaguares.

        Me baño a jicarazos, hace mucho calor. No hay señal de teléfono celular. Hay un local con servicio de Internet. El tiempo pasa y hace surcos en el cielo. Los jóvenes pasean en bicicleta y forman frentes de línea recta para observar a los demás. También juegan voleibol y basquetbol. Escucho las historias de la gente. Todavía resuena el eco de sus voces. Morocoy se fundó con veinticuatro familias. Cada cual tiene una versión que, a veces, coincide con la del resto. Lo contaré en las próximas entregas de esta columna.

11693949_10153152751367955_6169757500850660815_n
Morocoy, Quintana Roo / Parte I de III
Nadie escribe el libro que desea escribir, en homenaje a Vicente Leñero en el Teatro Degollado Nadie escribe el libro que desea escribir, en homenaje a Vicente Leñero en el Teatro Degollado

Nadie escribe el libro que desea escribir, en homenaje a Vicente Leñero en el Teatro Degollado

Melisa Quirarte

Como inauguración del Festival de las Artes del Estado de Jalisco #FESTAJalisco, se presentará una puesta en escena titulada Nadie escribe el libro que desea escribir.  La Pieza es en homenaje a Vicente Leñero por sus diversos trabajos que a lo largo del tiempo desempeñó, lo hacen como revisión a su trabajo pues cuestionan varios factores sociales, no lo están haciendo como representación de alguna obra en especial.

El título fue seleccionado del epígrafe de un libro de Vicente Leñero, El Garabato, el cual abre precisamente con esa frase que originalmente es de los hermanos Goncourt, críticos escritores que hicieron un análisis del realismo en Francia. “A nosotros nos pareció interesante ponernos en el lugar de los hermanos Goncourt para pensar en la literatura que creó una identidad para el estado de Jalisco y también para el país, evidentemente” comenta Aristeo Mora director de la obra.

Esta puesta en escena está encaminada a una reflexión sobre cómo la literatura ayuda a las políticas del estado y una serie de ideas surjan para hacerlas deseables a través de la escritura, del cine o incluso en Televisión.

La pregunta base de donde surgió esta pieza fue “¿Qué hacemos con todo lo que nos han heredado estas personas? González Gallo, Agustín Yáñez, Arreola, Juan Rulfo, Vicente Leñero… ¿qué hacemos con esa idea de identidad estatal?” menciona Aristeo complementando que esto es para reflexionar.

Materializaron lo que se ve en la ciudad, esa realidad muy distante a lo que estos escritores nos mostraban en sus obras, en cierta manera ese pensamiento utópico que seguirá siendo así sino hacemos nada para combatirlo. “Es una especie de reflexión sobre el fracaso de ellos al proyectar algo que no pasó y el fracaso de nosotros al no saber cómo relacionarnos con eso” concluyó Aristeo de manera seria, ya que mas allá de una puesta en escena, es nuestra realidad como Estado.

La obra se llevará a cabo el día 8 de Agosto del 2015 en el Teatro Degollado a las 20:00 horas.

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir

Nadie escribe el libro que desea escribir, en homenaje a Vicente Leñero en el Teatro Degollado
Aurora Ruiz y la búsqueda de la expresión estética en las artes plásticas y escénicas, presenta exposición y bodypaint en Calabacitas Tiernas Bistro Aurora Ruiz y la búsqueda de la expresión estética en las artes plásticas y escénicas, presenta exposición y bodypaint en Calabacitas Tiernas Bistro

Aurora Ruiz y la búsqueda de la expresión estética en las artes plásticas y escénicas, presenta exposición y bodypaint en Calabacitas Tiernas Bistro

Galileo Contreras Alcázar

Aurora Ruíz es una artista nata, egresada de la Licenciatura en Artes Escénicas, Aur, así es como se da a conocer públicamente, no ha dejado de explorar los distintos caminos de la inspiración creativa. Es por ello que después de aproximadamente cinco años de hacer teatro escénico, Aur, empezó a experimentar con una forma muy personalizada de la expresión escénica, la llamada escenificación corporal, donde a través del dominio del movimiento corporal y el desarrollo escénico, es capaz de montar atmósferas sugestivas en las que el público se sumerge como hipnotizado por los movimientos cadenciosos y hasta frenéticos de su cuerpo.

De esta forma Aur se encontró mezclando las técnicas de la expresión corporal dancística con las artes escénicas, con lo que logró una forma de comunicación estética muy particular, con distintas presentaciones en varios centros culturales como por ejemplo el LARVA y la Casa Cultural Calavera dentro del Festival Somos Universo. Y es que Aurora Ruíz no sólo ha experimentado en lo escénico, sino que una de sus vías de expresión, sin dejar el cuerpo humano, ha sido el llamado bodypaint, que en definitiva fue su entrada a la plástica.

Así nos cuenta que su búsqueda en esté arte es la expresión de la diversidad de las formas a través de trazos geométricos o redondeados iluminados en colores profundos, y aunque nos confiesa que definir un estilo es limitarse, sin duda Auri lo está haciendo, basándose en una mezcla de técnicas, nos dice, “básicamente son experimentos con colores, formas y se podría decir que es una muestra de últimos años que llevo pintando”, de alguna forma, nos dice, la exposición es una revisión de su evolución personal en la plástica, desde un primer cuadro muy básico en su composición, hasta sus últimas piezas donde se puede apreciar un trabajo más intensivo y de mayor intensión. En general su obra plástica se podría encuadrar en el “expresionismo abstracto”, pero de continua experimentación por el uso de materiales que no se reducen al óleo o acuarela. Hay piezas, nos dice Auri, que le causan mucha ansiedad, sin duda, el proceso creativo es catártico, y cada obra es una forma de “desembarazarse” de algo que está hasta el tuétano del espíritu. Aur no titula sus cuadros, porque pretende dar libertad al espectador para sacar sus propias reflexiones, ya que, como nos comenta, cada título es como una cárcel para el espectador, el cual tiene que hacer, de algún modo, entronizar su experiencia estética con el título impuesto, irrumpiendo su propio juicio.

Su inquietud plástica, nos cuenta Aur, inició desde la infancia, haciendo paisajes de plastilina, cosa que le duró hasta los 16 años de edad. En cuanto a sus pintores favoritos, nos cuenta que sigue indagando, puesto que de algunos les gusta alguna técnica o composición, pero que definitivamente sigue en su búsqueda. En este punto nos contó de su viaje a Zacatecas en el que visitó el Museo de Arte Abstracto, donde encontró la obra de Manuel Felguérez, donde tuvo la revelación del uso de la técnica de la arquitectura para desarrollar su obra en distintos planos con el uso de reglas T, compases y otras herramientas para tirar líneas.

De la escena local nos contó su encuentro con el pintor Oscar Basulto, a quien visitó a su taller, dado que encontró recurrencias en los patrones que ella misma ha utilizado, experiencia en la que se enriqueció mucho. En este tenor nos mencionó que una de sus influencias más fuertes es el pintor Roberto Morleghem y Carlos Uribe, con los que convivió algún tiempo en su taller, con ellos se motivó a seguir pintando, y fue Sergio Olmos el que le dio el empujón definitivo para comenzar en este arte y hacerlo más en forma. También Justin Moreno, pintor español, fue importante en esos inicios, en lo que por primera vez, Aurora sentía desprenderse de sí para pintar “como flotando en el aire y me dolía” nos dice, con una serie de emociones y sensaciones que se transformaban en líneas y color.

Calabacitas Tiernas Bistro invita a la presentación de un mural y obra plástica de la artista y performancera tapatía Aurora Ruíz (A/U/R) el sábado 1 de agosto a las 20 hrs (Av. Sierra de Mazamitla 5249, 45080 Zapopan, Jalisco). Tres piezas de gran formato y siete más pequeñas es lo que conformará la exposición, incluyendo el mural que se pintó en la barra de Calabacitas Tiernas. La obra que se expondrá es una compilación de Aur desde sus primeras piezas del 2012, 2013, 2014 y actuales.

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Embajadores

Embajadores

Aur LOGO

Aur LOGO

Bodypaint

Bodypaint

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Aurora Ruíz

Aurora Ruiz y la búsqueda de la expresión estética en las artes plásticas y escénicas, presenta exposición y bodypaint en Calabacitas Tiernas Bistro
¿De qué hablamos cuando hablamos de drogas? Zara Snapp ¿De qué hablamos cuando hablamos de drogas? Zara Snapp

¿De qué hablamos cuando hablamos de drogas? Zara Snapp

Presentará en la FUL 2015 su “Diccionario de Drogas”, donde el lector encontrará una desmitificación de las mismas y podrá comprender mejor los orígenes, efectos y consecuencias de su consumo
Redacción
Una infértil guerra contra las drogas, altos estudios especializados en el tema y un panorama visto desde México y Estados Unidos, generaron en Zara Snapp el deseo de comunicar a un público inveterado en sus creencias, la realidad objetiva sobre esas sustancias que producen placer efímero y daños colaterales irreversibles, sustancias que el mundo de hoy conoce como drogas, narcóticos o estupefacientes y lo consiguió a través del libro titulado “Diccionario de drogas”, que Ediciones B sacó a la luz apenas en mayo pasado.A través de 150 páginas, en un libro de 11 capítulos y una amplia bibliografía —texto prologado por el escritor Guillermo Fadanelli—, la activista y escritora se dio a la tarea de compilar y analizar en dos grandes subtemas —drogas legales e ilegales—, el origen, funcionalidad, efectos y consecuencias del uso de las sustancias que alteran el comportamiento de las personas.Con tales antecedentes, la Feria Universitaria del Libro, presentará el útil y sorprendente texto de Zara Snapp el miércoles 26 de agosto en el auditorio “Nicolás García de San Vicente” del Polideportivo Carlos Martínez Balmori, instalación de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, dentro de la Feria Universitaria del Libro que organizan la UAEH y su Patronato, con el auspicio del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).Snapp dice que se decidió a escribir este documento porque “viendo mucho en las noticias todo el tema de las drogas, nos llega, por ejemplo, que agarraron al Chapo, lo que hace pertinente el tema. Pero también aunque escuchamos mucho de las drogas, no sabemos tanto sobre las sustancias, de dónde vienen, cómo se cultivan, cuáles vienen de plantas, cómo se hacen. Y entonces quisimos hacer un libro que fuera asequible, con un lenguaje sencillo, para que la gente se acercara al tema sin prejuicios. Y las ilustraciones de Ricardo Peláez Goycochea ayudan a que la gente quiera ver el libro, lo quieran hojear y así entrar al texto”, aclara.La autora, Zara Snapp, veracruzana, nacida en el pueblo mágico de Coatepec, Veracruz, México, ha crecido, estudiado y trabajado, a caballo, entre este país y los Estados Unidos; actualmente vive en la Ciudad de México.La autora del peculiar “Diccionario de Drogas”, estudió y se graduó de una licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad de Colorado, en Denver (UCD) y, más tarde, de una Maestría en Políticas Públicas por la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard, donde además fue recipiendaria de la Breca Truman y Servicio Público Fellow.A partir de 1997 comenzó su trayectoria como profesional de la ciencia política y ha trabajado para organizaciones tales como la Fundación Kellogg, el Instituto Nacional Demócrata, la Carpa Denver City Iniciativa y Mi Casa Resource Center, ocupada de temas de educación integral de la sexualidad, la vivienda y la falta de ésta, la reforma judicial y programas de democracia y gobernabilidad.Dice que su objetivo al difundir y aclarar cómo son, para qué sirven, y cómo funcionan las drogas, en este “Diccionario de drogas”, es desmitificarlas para entender qué posición guarda la política pública al respecto, para coadyuvar a cómo debe encaminarse, para que los fines de determinada acción pública vayan en bien de la sociedad en su conjunto y no en la sola estigmatización de las sustancias, porque esto no ha generado un resultado cuyo balance pueda calificarse de positivo.“Más importantes son los objetivos e indicadores enfocados en reducir los daños relacionados con las drogas, como las sobredosis fatales, el VIH/SIDA, la hepatitis y otros padecimientos, así como los males sociales asociados a su proscripción, como sucede con las desapariciones forzadas, la violencia, la corrupción, las violaciones a los derechos humanos, la destrucción del medio ambiente, el desplazamiento de comunidades y el poder que se le otorga al crimen organizado. El gasto en guerras contra las drogas debe terminar, mientras que la prevención, la mitigación de los daños, así como el tratamiento deben recibir recursos necesarios por parte del Estado”.De tal modo que el universo de las drogas, sus causas, efectos y consecuencias en la sociedad alrededor del globo terráqueo es un tema conocido para Zara, pues trabaja actualmente como oficial de comunicaciones de la Comisión Global de Políticas de Drogas (UNGASS) de las Naciones Unidas, con sede en México, que fue la raíz de la cual surgió su inquietud para poner sobre los pupitres y mesas de trabajo de jóvenes y profesores una explicación sobre qué puede ocasionar el consumo de tal o cual sustancia.Como activista del Movimiento por la Paz y la Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia —quien perdiera a su hijo en un “levantón” ocurrido en 2011, en Temixco, Morelos, México—, ha asesorado respecto al tema de las drogas para que las víctimas comprendan cómo el consumo y comercialización afectan sus comunidades.Explica: “Las víctimas que integran el Movimiento han sido informadas de qué son y cómo funcionan las drogas, no tanto porque queramos condenar o desestimular su uso o consumo, no tenemos una posición maniquea al respecto, sino que queremos entender las drogas y las políticas sobre drogas; uno de nuestros principios en el Movimiento es la NO repetición, entonces, las víctimas piden que haya un cambio en la estrategia para que no haya más desapariciones bajo el paraguas de una guerra contra las drogas.”Zara Snapp dice también que la Feria Universitaria del Libro (FUL) es un espacio muy importante para su libro porque representa un foro más allá de la Ciudad de México para hablar sobre el tema de las drogas, para llevar información a los jóvenes y tener un diálogo encaminado a cambiar la realidad del país sobre el tema de la militarización y la violencia, basándose en la información y la investigación. Conocer mejor, para poder proponer.“Tener las dos nacionalidades, la estadunidense y la mexicana, me da las dos perspectivas. Por un lado el país que es el principal consumidor y por el otro, el país de producción y trasiego. Entiendo esa cultura de la experimentación de EU y allá están cambiando sus políticas, pero por otro lado en México está habiendo muchos muertos. Allá se está cambiando hacia la protección del usuario y la regulación del consumo, lo que produce impuestos y acá, pues no”, agrega la autora.Snapp también funge como consultor independiente sobre política de drogas, gestión estratégica y la construcción de movimientos, dado que ha trabajado o está trabajando actualmente con la Drug Policy Alliance, el canadiense Políticas de Drogas de la Coalición (CDPC), el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (México), la Internacional Drogas Consorcio Política (IDPC), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y Asuntos del Sur, entre otras organizaciones, cuyo expertisse radica en la investigación sobre el asunto de las drogas en todas sus vertientes.Este libro novedoso tiene, como dice Guillermo Fadanelli, la sencilla y pura modestia de la claridad y la precisión para definir de qué se está hablando cuando se habla de drogas, de tal modo que en la Feria Universitaria del Libro, auspiciada por Conaculta y el Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en su afán de contribuir a la divulgación del saber, brinda a sus jóvenes asistentes el acercamiento a este texto esclarecedor..
Dice Guillermo Fadanelli que este libro tiene la sencilla y pura modestia de la claridad y la precisión para definir de qué se está hablando cuando se habla de drogas.

Dice Guillermo Fadanelli que este libro tiene la sencilla y pura modestia de la claridad y la precisión para definir de qué se está hablando cuando se habla de drogas.

Zara Snapp, autora del “Diccionario de drogas”, publicado por Ediciones B.

Zara Snapp, autora del “Diccionario de drogas”, publicado por Ediciones B.

Mayor información en:Portal de la FUL http://www.uaeh.edu.mx/FUL/2015FanPage https://www.facebook.com/UAEHFUL
¿De qué hablamos cuando hablamos de drogas? Zara Snapp
El Museo Nacional de Arte presentará Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte (1 de julio al 18 de Octubre) El Museo Nacional de Arte presentará Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte (1 de julio al 18 de Octubre)

El Museo Nacional de Arte presentará Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte (1 de julio al 18 de Octubre)

Redacción

Incluye 200 piezas provenientes de colecciones nacionales e internacionales, algunas de ellas obras maestras de artistas reconocidos mundialmente, como Goya y Velázquez
La exhibición recrea el imaginario iconográfico del rey hispánico del siglo XVI hasta su prolongación al siglo XIX
El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) presentará del 1 de julio al 18 de octubre de 2015 la exposición Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte, curada y producida por el Museo Nacional de Arte. Se trata de una muestra exhaustiva que ofrece al público una revisión en torno a la figura del soberano hispánico a partir de obras maestras nacionales e internacionales.La exhibición aborda los mecanismos y formas de representación del monarca a partir de una selección de 200 obras, entre pinturas, dibujos, esculturas, textiles, joyería, platería, armería y documentos históricos.A través de la gestión de la dirección del Museo Nacional de Arte se han obtenido para esta muestra importantes préstamos internacionales del Museo Nacional del Prado, Colecciones Reales del Patrimonio Nacional, Museo de América y Museo Lázaro Galdiano, de España, y The Metropolitan Museum of Art, The Hispanic Society of America y Philadephia Museum of Art, de Estados Unidos, así como de colecciones nacionales, entre las que sobresalen las de los museos nacionales de Arte, de San Carlos, de Historia y del Virreinato, y de los museos Franz Mayer y Regional de Querétaro, entre muchos otros.También cuenta con la invaluable participación de la Catedral de Sevilla, Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, Templo de San Felipe Neri La Profesa, Museo de la Basílica de Guadalupe y de más de una veintena de colecciones particulares.Cabe destacar la importante contribución del Museo Nacional de Arte a la conservación de nuestro patrimonio nacional, ya que gracias a esta muestra muchas piezas han sido restauradas en beneficio de una mejor preservación de las obras novohispanas, entre ellas el Retrato de Carlos III de Juan Patricio Morlete Ruiz.La exposición, cuya curaduría corrió a cargo de Abraham Villavicencio, curador de arte virreinal del Museo Nacional de Arte, se desarrolla en cuatro núcleos temáticos que giran en torno al rey como figura unificadora de los reinos americanos y un vasto sistema político conocido como la Monarquía Hispánica.La herencia iconográfica del pasado antiguo refiere la importancia de los mitos de fundación de la realeza y del reino, pues, mediante elementos simbólicos del pasado romano, indígena y germano, se construyó la imagen del monarca hispánico.La efigie real. Recursos plásticos y retóricos sugiere la constitución de la imagen del cuerpo del soberano por medio de atributos de poder que realzan las ideas de autoridad entre las casas reales del Imperio Español: los Habsburgo y los Borbón.El tercer núcleo, La monarquía mesiánica y el imaginario religioso, explora el desempeño del rey como patrono de la Iglesia a través de su representación y el estrecho vínculo entre las instituciones estatales y eclesiásticas.La exposición cierra con Ecos de la monarquía en el México independiente, en el que las figuras de Fernando VII, Agustín de Iturbide y Maximiliano I de México aparecen como testigos de una pervivencia de los imaginarios míticos, políticos y religiosos del virreinato de la Nueva España, aún en el México independiente.“La temática adquiere un nuevo vigor al ser presentada como exposición, no solo para los estudiosos del Virreinato, sino para todos aquellos que quieran familiarizarse con las obras que forman parte del pasado histórico y artístico en el que se constituyó un imperio con fuerzas y dinámicas propias”, explicó Agustín Arteaga, titular del Museo Nacional de Arte.La exposición articula el desarrollo de elementos políticos, artísticos y jurídicos que los visitantes podrán apreciar como una rica herencia que busca valorar a creadores hispanos, novohispanos y mexicanos como un conjunto de una misma identidad política y cultural.Así se reúnen, bajo un mismo discurso curatorial, las obras de algunos de los pintores europeos más reconocidos desde los siglos XVI y XVII –periodo conocido como el Siglo de Oro– hasta el XIX, como Diego Velázquez, Francisco de Goya, Giovanni Battista Tiepolo, Francisco de Zurbarán y Jean Ranc, con destacados artistas novohispanos y mexicanos, entre ellos Cristóbal de Villalpando, Juan Correa, Baltasar de Echave Orio, Manuel Tolsá, Santiago Rebull y Felipe Sojo.El catálogo de la muestra, de edición bilingüe, conjuga textos de seis especialistas de la Universitat Autónoma de Barcelona, el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Colegio de México, la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el Museo Nacional del Virreinato y el Museo Nacional de Arte.La publicación aborda dimensiones políticas, jurídicas, iconográficas y teológicas, además de evidenciar las transformaciones históricas y artísticas con alrededor de 200 obras ilustradas a color que narran la construcción de la imagen del monarca hispano en las Indias.El Museo Nacional de Arte ofrece un conjunto de actividades para todos los públicos: visitas guiadas, el taller especializado Pintura de retrato y el curso de verano Conviértete en un rey, dirigido a niños. También se cuenta con un ciclo de cine sobre distintas visiones de la monarquía, un coloquio magistral para académicos y un ciclo de conferencias con ponentes provenientes de diferentes universidades nacionales e internacionales.Además, para la mayor comprensión de la muestra, todos los textos de las salas de la exposición están en español e inglés y se ofrece material descargable en la página web www.munal.com.mxEl Museo Nacional de Arte reconoce y agradece el apoyo de: El Patronato del Museo Nacional de Arte, Amigos MUNAL Arte Mexicano: Promoción y Excelencia AC, Iberdrola, British Airways-Iberia, Hoteles NH, por la labor realizada para la generación de nuevos proyectos.
Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

Ecos de la monarquía en el México independiente

El Museo Nacional de Arte presentará Yo, el Rey. La Monarquía Hispánica en el arte (1 de julio al 18 de Octubre)
José Luis Malo: la sorpresa interior y la realidad inevitable José Luis Malo: la sorpresa interior y la realidad inevitable

José Luis Malo: la sorpresa interior y la realidad inevitable

Karla Cárcamo Pérez

Desde niño se le facilitaba el dibujo y un buen día, a José Luis Malo le regalaron una caja con cuanto necesitara para pintar. En ese momento supo a qué dedicaría sus días y estos tomaron su ficha de turno para acercarse a él.Enfocado por completo al arte, es de los creadores que mejor prueba que sí hay profetas en su propia tierra. Con disciplina aprendió a pulir y escuchar al genio interno, al maestro de la representación de la condición humana en sus diversos contextos, en el cual se convirtió.Por  ello, calzados y descalzos, engalanados o mal vestidos, todos cuantos contemplamos la obra de Malo experimentamos el enfrentamiento con nuestro interior particular y colectivo, con las vergüenzas y los logros, los claroscuros de nuestra convivencia y el impacto de esa verdad desnuda frente a nuestros ojos.No se trata propiamente de política, ni crítica, su obra es un desgaje y reubicación de situaciones y realidades que siempre generan reacciones y enmudecen, momentánea o largamente. No hay palabras en el silencio que provoca esa sorpresa de encontrar lo conocido, lo personal, lo social, lo cotidiano e ignorado, por no querer ser parte de la obscena transparencia, de la verdad y el alma, en una pieza de arte frente a nuestros ojos.Ninguno se salva, todos estamos ahí, en esa creación y algunos sonrojamos. Deseamos mirar hacia otra parte pero, con morbo social, regresamos la vista como ocurre de ordinario, en la sociedad, en nuestro ser interno. Aunque sea de reojo, miramos.  Nunca falta quien frena, con una mueca, a la risa que desea escapársele de algún rincón interno desde el cual su espíritu se divierte al verse descubierto. Alguien más ríe con vergüenza, siente sobre sí las miradas de sus propias acciones o sentimientos encontrados en la obra; otros avanzan en la exposición para alejarse de lo que saben que llevan dentro y, si lo consiguen, huyen. Las emociones andan sueltas entre los colores, los gestos pintados, los marcos, la tela y la luz. Nadie escapa, la introspección se posa en cada uno como un fistol y desde ahí trabaja.De este artista y su particular modo de ver  la sociedad y sus individuos, han escrito profesionales de las letras y colegas artistas pues es una pieza infaltable en el importante ajedrez de la cultura de Jalisco y México. Ha participado desde hace tres décadas en exposiciones individuales y colectivas. Su nombre ha sido pronunciado en el país y en el extranjero; en galerías y centros culturales de orden gubernamental o privado. Ha sido premiado y reconocido en concursos artísticos y varios de sus trabajos forman parte de colecciones permanentes.Con ese camino de varios días andados y su virtuosismo para impactar hasta al ser más racional, es fácil pensar que, en tiempos venideros, este autor será referente obligado para el arte, la historia, la sociedad y las representaciones de la psique humana. Su obra nos encuentra y encontrará inevitablemente, tiene el poder para hacerlo y para cambiarnos como al mismo José Luis Malo lo cambió, en su momento, aquella caja con pinturas, materiales y accesorios que le fue entregada como primer regalo de los muchos que le otorgaría el arte en su vida.
José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo en el Museo Nacional del Tequila

José Luis Malo: la sorpresa interior y la realidad inevitable
Carta a Virginia Woolf (a propósito de su ensayo “Un cuarto propio” y la escritura) | Lo elemental Carta a Virginia Woolf (a propósito de su ensayo “Un cuarto propio” y la escritura) | Lo elemental

Carta a Virginia Woolf (a propósito de su ensayo “Un cuarto propio” y la escritura) | Lo elemental

Marina Trujillo

He vivido libremente las cosas que a los hombres les son permitidas, ir a la universidad, tener largas charlas y buenas cenas, excelentes comidas, pasar horas en las bibliotecas y en las librerías.

Curiosear por las calles, ser anónima cuando las hojas caen, en ese instante que se balancean en el aire.

He mirado y sonreído. Tengo el corazón rebosante y también lleno de cicatrices. Porque ya fui y vine a mis infiernos. Y he pagado, sentido culpa. Luego el aliento de Dios sobre mi nuca, cuando estuve sola.

Vivo a la intemperie como soñaste, sin un hombro en el cual apoyarme.

Pero ves, si quiero un hombro en el cual descansar mi cabeza, una mano que tome amorosa la mía, un hombre con quien estar codo a codo, con mi amor apasionado, tierno y dulce.

Mi amor por la vida en el centro.

Llena de proyectos, de escritura, de contemplación del Mundo.

Ni siquiera espero, sólo estoy atenta, percibiendo los segundos desgranarse en mis pupilas, en mi piel que se transforma, en mis huesos que articulan frases.

Mírame, alguna vez soñaste conmigo y con otras como yo. No vivimos tus sueños, somos tu sueño caminando. Y tenemos otros sueños. Sueño con vivir de lo que escribo.

Sueño con recorrer el mundo saltimbanqui.

Sueño con el agua de la Luna, con mis hijos mayores y mis hipotéticos nietos. Ir montada en una moto Harley Davidson, ser traductora de idiomas en un hotel, visitar toda América Latina y Europa.

Sueño con escritos, cuentos, poemas, ensayos, novelas que se vayan danzando por ahí. Con el gesto sincero de la anciana. Y observo el horror del Mundo. Mundo papel, imagen, sonido, guerras, violencia, el hombre lobo del hombre.

Luego viene Mozart con notas musicales y hay personas que quieren obligarme a no ser yo y aparece un miedo puro y absoluto, sin sentido. Sueño de todo un poco.

Virginia, puedo hablar de mis sueños, contarlos, escribirlos y tener propiedades, mi casa y mi dinero.

En mis sueños estás tú, con esa voz que me habla sobre la escritora a quien acosaban como un gentío en la pista de carreras y a la que le decías que saltara sin mirar a los lados, sin distraerse, que se concentrara solo en el salto.

Escribo, me concentro y salto.

Mis manos sueltan el trapecio y veo como se acerca el otro, del que he de aferrarme. En esos segundos en el aire, creo, pienso, quiero, existo. Eso, existo.

Y llego a salvo al otro trapecio. Mujer malabarista.

Un día de tantos me canso y bajo.

Mujer terrestre.

Cuando me canso del camino, me voy a nado a Brasil.

Luego regreso en globo aerostático.

Para descansar, cultivo flores en el jardín.

Pluma, tinta y papel

Pluma, tinta y papel

La habitación propia

La habitación propia

Escritora trabajando

Escritora trabajando

Carta a Virginia Woolf (a propósito de su ensayo “Un cuarto propio” y la escritura) | Lo elemental
Café con letras visita Cocula, tierra de mariachis y escritores, en el Museo del Mariachi Café con letras visita Cocula, tierra de mariachis y escritores, en el Museo del Mariachi

Café con letras visita Cocula, tierra de mariachis y escritores, en el Museo del Mariachi

En ese pueblo triste donde no pasa nada se abrieron mis sentidos como flores de asombro, se bañaron mis ojos en colores de selva.

Elías Nandino

Café con letras 10 de Julio

Erick Castillo

Después de viajar 71 kilómetros hacia el sur poniente de la ciudad de Guadalajara, una hilera de árboles podados con formas de guitarrones, violines y trompetas anuncian la llegada a Cocula,  Jalisco. La puerta de entrada a esta población es una escultura de metal que muestra a una agrupación de mariachi, y es que esta tierra se muestra orgullosa de haber visto nacer al mariachi tradicional, símbolo definitivo en la construcción de la identidad nacional.

Café con letras por primera vez salió de la ciudad de Guadalajara, y lo hizo yendo a la tierra del insigne poeta Elías Nandino. Fue en el museo del mariachi de Cocula  donde se cortó el listón inaugural de las actividades de Café con letras en el interior del estado. El colectivo cafeteros en esta tercera temporada de actividades  pretende llegar a diferentes municipios de Jalisco donde confía existe gran calidad literaria, así como un público atento a la literatura, la pintura y la música. Esta vez fue Rafael Castillo el encargado de presidir este triángulo amoroso entre las letras, la plástica y la música.

La velada no podía iniciar de otra forma, un mariachi tradicional nos dio la bienvenida interpretando una música festiva y con poca intervención vocal que de inmediato alegro la noche que comenzaba a caer en el caluroso pueblo. Entre sones y minuets, los músicos repasaron un repertorio de composiciones originarias de Michoacán, Nayarit y desde luego Jalisco. El baile parecía propicio en todo momento.

El Mariachi Tradicional Ixtlahuakuikani, comandado por el profesor Francisco Salcedo, estaba vestido de manta y su instrumentación era bastante distinta a lo que acostumbramos ver, la agrupación se componía solamente de dos violines, dos vihuelas y un guitarrón. Pronto comprendimos los asistentes, que los metales, los sombreros de charro y la música de despecho son una adaptación muy posterior de la música original de mariachi.

Para esta edición de café con letras el museo de mariachi prestó sus muros de adobe para recibir la obra pictórica de Enrique Villanueva. La obra de Enrique es de gran formato, sus temas son la figura humana, los animales y la naturaleza, estos tres ejes yuxtapuestos de una forma deliberada y simbólica que trasmiten al observador una idea trastocada de la realidad. Una mujer con alas de libélula sentada sobre una manzana gigante u otra mujer desnuda con el rostro de un gorila en el torso y un escarabajo sobre el sexo pueden darnos la idea del mundo del pintor.

La obra literaria de esta velada corrió por cuenta de tres escritores coculenses que decidieron intercalarse para ir soltando sus escritos de forma natural y emotiva ante un público que en todo momento reconoció sus esfuerzos literarios.

La primera en detentar la palabra fue Rocío Villanueva, su poesía  es descriptiva y tiene el aire del escrito por necesidad biológica; escribir para liberar, escribir como catarsis del dolor cotidiano: La muerte es parte de la vida/ Fue tan fácil llevarte al camposanto/ No estoy tan triste solo que el mundo se vuelve de pronto un lienzo de recuerdos.   

Luis Alberto Ramírez continuó con la poesía, un tono reflexivo, autocrítico y didáctico recorren sus líneas que se mueven entre la fuerza individual hasta el abrazador panteísmo: ¿Cuántos soles y lunas han visto mis ojos?/ Estoy esculpido con el cincel de las equivocaciones/ Soy como montaña nevada, miel de abeja, suave seda, pino gigante, diminuto grano/

La poesía hizo una pausa y apareció la narrativa, el joven escritor Edgardo Aguilar nos entregó un racimo de cuentos cortos plagados de cinismo, imaginación, situaciones únicas y mágicas. Personajes que van desde mujeres con los cabellos de oro, amantes con ojos de barco y hombres deprimidos tomando “morticilina” para aliviar las penas, todos desfilaron a través del uso certero de la pluma de Edgardo Aguilar.

El mariachi Ixtlahuakuikani regresó al escenario para despedirnos con una pieza de rescate histórico del mítico cuarteto de Justo Villar, autores de la primera grabación de mariachi que se conoce y que data del año 1905. El tema llamado El carretero nos dejó con ganas de seguir la fiesta, pero era momento de dar por concluida la sesión.

Cocula cumplió como anfitriona de esta primera expedición literaria, esperamos con ansia las siguientes sesiones foráneas de Café con letras para seguir empapándonos de la riqueza cultural que vibra en la pluma de los escritores jaliscienses.

El Mariachi Tradicional Ixtlahuakuikani, comandado por el profesor Francisco Salcedo

El Mariachi Tradicional Ixtlahuakuikani, comandado por el profesor Francisco Salcedo

Rocío Villanueva, Alberto Ramírez Barraza y Edgardo Aguilar

Rocío Villanueva, Alberto Ramírez Barraza y Edgardo Aguilar

Preámbulo de café con letras, al fondo el mural del artista plástico Rafael Ramírez, adornado uno de los muros de adobe del Museo del Mariachi y donde se muestra el encuentro de dos culturas tomando como eje principal del mestizaje, la música.

Preámbulo de café con letras, al fondo el mural del artista plástico Rafael Ramírez, adornado uno de los muros de adobe del Museo del Mariachi y donde se muestra el encuentro de dos culturas tomando como eje principal del mestizaje, la música.

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Obra pictórica de Enrique Villanueva

Café con letras visita Cocula, tierra de mariachis y escritores, en el Museo del Mariachi
Remedios Varo: “la dimensión del pensamiento” en el MUSA Remedios Varo: “la dimensión del pensamiento” en el MUSA

Remedios Varo: "la dimensión del pensamiento" en el MUSA

Zulma Navarro

Hablar sobre la obra de Remedios Varo es adentrarse a un personaje cuyo universo creativo se construyó a partir de un conjunto de saberes de muy diversa naturaleza y para acercarnos a ella, el Museo de las Artes (MUSA) compila una colección del Museo de Arte Moderno (MAM) de 37 óleos, dibujos, libros y el documental Remedios Varo: Misterio y revelación de Tufic Makhlouf .

A 50 años de su muerte, ésta exposición establece un puente reflexivo de su mundo onírico y su pensamiento multifacético y complejo, pues siempre se interesó por la naturaleza de los sueños y el mundo interior, el análisis del inconsciente y la personalidad.

Aficionada a la filosofía, a la alquimia y al psicoanálisis, existe un fuerte vínculo entre su obra y estas pasiones, donde estos temas se relacionan a partir de una interpretación particular del espacio y en general de un concepto de materialidad que no necesariamente se desprende de una realidad objetiva y verificable, de hecho existe en su obra una mezcla exquisita entre la realidad y lo imaginativo, previendo así una interpretación intuitiva, derivada tal vez del acercamiento al surrealismo en París, cuando entró en contacto con André Breton y su grupo, permitiéndole de esta manera explotar su interés por retratar los mundo oníricos que caracterizaban a este movimiento artístico.

Su obra se ve influenciada también por la profesión de su padre: Ingeniero Hidráulico, pues al estar inmersa en la maquinaria y tecnología de su tiempo, muchas piezas pictóricas muestran artefactos que son manipulados por los personajes de primer plano. Su obra además de vasta y compleja, posee un estilo característico y fácilmente reconocible. En su obra aparecen con frecuencia figuras humanas estilizadas realizando tareas simbólicas.

El conjunto de obras de Remedios Varo perteneciente al acervo del Museo de Arte Moderno representa una largo periodo de producción que va desde 1938 (dos años antes de su llegada a México) a 1963, año en el que murió debido un paro cardíaco el 8 de octubre.

Nacida en Anglès, Gerona, España el 16 de diciembre de 1908, se formó como artista en la Academia de San Fernando en Madrid. En 1941 emigra a México, donde se consolida como artista, consagrándose total y plenamente a la pintura.

La exposición, estará abierta al público hasta el 30 de agosto.
WP_000977 WP_000978 WP_000981 WP_000983 WP_000987
Remedios Varo: “la dimensión del pensamiento” en el MUSA
Alejandro Vázquez Ortiz, entrevista al Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2015 Alejandro Vázquez Ortiz, entrevista al Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2015

Alejandro Vázquez Ortiz, entrevista al Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2015

Martín García López

Como cada año Conaculta, a través del Programa Cultural Tierra Adentro y el Gobierno del Estado de Colima convocaron al Premio Nacional de Cuento Joven Comala, del cual salió victorioso Alejandro Vázquez Ortiz con su colección de cuentos, “Deja decir a Dios qué hacer con sus dados”. Enseguida presentamos una entrevista hecha al escritor. ¿Desde qué edad escribes y cuándo se volvió algo importante en tu vida? Llevo escribiendo más de la mitad de mi vida. Unos diecisiete años, más o menos. Durante mucho tiempo solo y sin gran interés por publicar. No sé si diría yo que es importante en mi vida. Porque ya es parte de ella. No concibo mi vida sin escribir. Es como decir que es importante comer o dormir. Es importante, sí. Pero es tan básico que ya ni reparas en su importancia. Es algo que haces y ya está. ¿Cuándo iniciaste este libro y por qué? Los cuentos tienen diferentes cronologías. El último lo terminé un mes antes del cierre de la convocatoria (hace menos de seis meses), el primero puede que tenga más de seis años escrito, aunque los corrijo constantemente. ¿Por qué escribir este libro? Los libros de cuentos se me van armando solos. Durante el proceso que van naciendo cuentos o los voy colocando en un orden u otro hasta que empieza a convencerme una cosa o la otra. Pruebo, doy a probar. Al final sale la cosa menos pensada. ¿El nombre que le pusiste a la antología, qué significa, de dónde viene? Por decisión editorial consensuada, el libro se llamará “La virtud de la impotencia”. El título de “Deja de decirle a Dios qué hacer con sus dados” es el título de un cuento de la antología y es en realidad una frase que hace referencia a la mecánica cuántica. En el marco de la Quinta conferencia del Instituto Solvay de Física y Química en torno a los electrones y fotones, Einstein, que no le gustaba mucho las consecuencias de los descubrimientos de la mecánica de cuantos (es decir, de proporciones cuantificables de energía/partículas que avanzaban a saltos), lanzó, en una conversación con Niels Bohr, la famosa frase de: “Dios no juega a los dados”, para intentar mantener una noción de causalidad clásica para los fenómenos físicos. La frase ha quedado para los anales de la historia de la ciencia y confirman a Einstein como el último de los físicos clásicos que quieren entender los fenómenos a través de relaciones causales. Menos conocida es la respuesta que Niels Bohr le dijo a continuación, que fue precisamente esa: “Einstein, deja de decirle a Dios qué hacer con sus dados”. El cambio de nombre no es tan grave ni tan importante. “La virtud de la impotencia” cumple una doble función: a la vez encierra semánticamente el espíritu de los cuentos; y por otro lado, hace homenaje a mi maestro, de quien tomo el epígrafe que abre la antología, Agustín García Calvo. El epígrafe es el último terceto del primero de sus sonetos teológicos: “Yo soy el acto de romper la esencia: / yo soy el que no soy. Yo no conozco / más modo de virtud que la impotencia”. Creo que sigue rescatando, la misma tesis del anterior título. Al fin de que se trata de una guerra siempre viva entre lo de arriba (los planes humanos, las causas físicas, las voluntades) y lo de abajo (los fracasos, los desvíos, los deseos); es decir, la omnipotencia divina contra la omniinpotencia de las creaturas que por aquí decimos que viven. ¿Qué esperas que tus lectores sientan al leerte? Me llama la atención la palabra sientan. Bastante bien traída, por cierto. Que a veces entre una literatura que quiere fomentar el ocio (es decir, que los lectores dejen pasar el rato sin más) u otra que pretenda ser muy sesuda, de registro o hasta medio pedagógica, se nos va resbalando eso de sentir. De sentir de verdad. Y hasta puede sonar cursi o digno de mofa. Pero es que sentir es cosa muy peligrosa hoy día, ¿no? Sentir algo de veras te puede cambiar la vida. Los textos no aspiran a tanto. Pero si alguien llega a sentir algo… si llega a experimentar algo, pues que sea una herida. Creo que si para algo sirve la literatura debería ser para eso. Para sentir un desgarro entre lo posible y lo planeado. También espero que se aburran un poco. Creo que hay pocas cosas tan sanas y tan menospreciadas hoy día que el aburrimiento. ¿Algún escritor al que le debas tu inspiración? No sé si llamarlo inspiración. Más bien prefiero verlo como instrucción. Y definitivamente es la de Agustín García Calvo. Creo que su obra, prolija y brillante, está muy a la sombra por motivos desconocidos. Mi idea es vindicarla, pero más importante… ver de qué manera se puede, desde lo que hago, contribuir a lo que García Calvo inició: una guerra lógica, lúdica y sin fin contra la Realidad. De eso se trata todo esto. Nada más. ¿Por qué y cuándo tomaste la decisión de mandar a concursar? Bueno, son cuestiones puramente prácticas. El mundo editorial es un erial con pocas oportunidades. Eso lo sé como autor y como editor. Hace aproximadamente unos siete años empecé a sentir la urgencia por publicar. Jamás lo había hecho. Ni siquiera me había preocupado mucho por el asunto. Empecé a intentarlo y se me dificultaba. El concurso es una vía rápida. Es una buena forma de mostrar el trabajo. Ya había concursado con otro libro de cuentos Artefactos en el 2009, y ganó una mención del jurado. ¿Qué le dirías a tu trabajo si fuera una persona? Gracias, pero no gracias. ¿Tienes planeado algún texto a futuro y de ser así, de qué trataría? Claro, siempre estoy escribiendo y con mucho desorden. Y sinceramente no sé qué es lo que terminaré primero o se publique primero. Es difícil saber. Eso sí, estoy seguro que seguiré haciendo cuento mucho tiempo. Es el género más respetable de todos, creo yo. 
Alejandro Vázquez Ortiz, Premio Nacional de Cuento Joven Comala

Alejandro Vázquez Ortiz, Premio Nacional de Cuento Joven Comala

Alejandro Vázquez Ortiz, entrevista al Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2015

Últimas Notas

Agenda Cultural

Sig. Mes » « Mes Ant.
Domingo
Lunes
Martes
Miercoles
Jueves
Viernes
Sábado
26
27
28
29
30
31
1
2
2
2
3
2
4
2
5
2
6
2
7
2
8
1
9
1
10
1
11
1
12
1
13
1
14
1
15
1
16
1
17
1
18
1
19
1
20
1
21
1
22
1
23
1
24
1
25
1
26
1
27
1
28
1
29
1
30
1
31
1
2
3
4
5

Videogalería



El farooo Cultural © 2000-2015

Legal
El Faro Cultural, es una publicación mensual editada por Colectivo Cafeteros. Guadalajara, Jalisco, México, tel. 36.18.83.24, página electrónica de la revista: www.elfarocultural.com, correo electrónico: elfarocultural@gmail.com. Editor responsable: Rafael Castillo: rafael.elfaro@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2012-052112151300-203, ISSN: En trámite, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Rafael Castillo Camacho.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la revista. Todos los artículos son de creación original del autor, por lo que esta revista se deslinda de cualquier situación legal derivada por plagios, copias parciales o totales de otros artículos ya publicados y la responsabilidad legal recaerá directamente en el autor del artículo.