El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Bianca Eunice Castillo |

 
octubre de 2012

2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Marlene Alcalá Vega

  • Ya no somos los mismos, el trauma ha sanado y ahora sabemos que nos toca asumir la responsabilidad que nuestros antecesores no quisieron tomar

 

  • La mala racha de sumisión para la sociedad mexicana terminó, se extinguió  y la cura a este maleficio son los jóvenes estudiantes que otra vez salimos a las calles a reclamar lo que es nuestro: la soberanía y la dignidad

 

Cuando leí La Plaza de Luis Spota, libro basado en la matanza de Tlatelolco, apenas había cumplido mis 15 y veía las movilizaciones sociales como muy lejanas a mí, siempre me había preguntado por qué si continúa el autoritarismo, la corrupción y el nepotismo nadie hacía nada. Y ahora la respuesta me parece simple: por el mismo instinto de supervivencia, pues todos recordaban lo que les había pasado a aquellos que  alzaron la voz contra un gobierno autoritario, el de Díaz Ordaz, que terminó callándolos con balas.

     Recuerdo la tristeza del padre de la joven protagonista de La Plaza cuando fue a recoger el cadáver de su hija. Luego veo las fotografías de quien captó las imágenes de estudiantes y dirigentes del 68, la encomienda que el presidente asignó a Mariachito (Manuel Gutiérrez Paredes) publicadas en el número 290 de eme-equis: mujeres cubiertas con paños y un dolor que no tiene nombre: perdieron a sus hijos y todavía no hay palabra que ajuste para nominar lo que eso significa.2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Lorena González López

     Llegué al Distrito Federal a mediodía cuando la luz irrumpe con su brillo en el valle del Anáhuac. El taxista que me llevó al hotel tendría unos cincuenta años y sus palabras y quejumbres sobre los muchachos que se iban a manifestar en la tarde no se hicieron esperar. Lástima, no fui la interlocutora que él pensaba, le dije, ups, fíjese que yo vengo desde Guadalajara a acompañar esta manifestación. Él como muchos de su edad prefirió evadir la realidad desde hace muchos años. Nada le importa porque de todos modos a “quien pongan en el poder nos va a chingar”. Y sí, muchos de su edad creen eso, lo que significa que el PRI hizo un buen trabajo de represión y anulación de la conciencia colectiva.

     Díaz Ordaz lo llevó a las últimas consecuencias, si el pueblo se une para luchar por sus derechos: hay que masacrarlo. Hay que formar la imagen de que los estudiantes que luchan por sus derechos son unos “porros” y hay que matarlos. Por eso las generaciones que siguieron a los muertos del 68 prefirieron prender el televisor y apagar su conciencia social.

     Ya no somos los mismos, el trauma ha sanado y ahora sabemos que nos toca asumir la responsabilidad que nuestros antecesores no quisieron tomar. Aniquilar a la izquierda de la manera brutal como se hizo hace 44 años nos ha llevado a vivir cojeando, al desequilibrio total. Después del Yo soy 132 nos dimos cuenta que habíamos de inventar una prótesis para continuar con pasos equilibrados, pero el gigante autoritario no quiere darse cuenta de que no puede avanzar con un solo pie.

2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Lorena González López

     Esperaba el metro en Balderas, estación que tiene por todos lados la etiqueta de “segura” después de que un tipo balaceara a la gente sin más. Iba a la cita en Tlatelolco. Nunca había escuchado la voz a través de las bocinas de la estación y mi sorpresa fue: ¡pedían refuerzos para la estación Hidalgo! Pensé, ya se puso fea la cosa pero al llegar ahí me di cuenta de que no, sólo se escuchaban las consignas “¡repudio total a la reforma laboral!”.

     Eran las 4:00 pm y los estudiantes llegaron puntuales a la cita. Los contingentes emergían de la salida del metro que ya estaba resguardada por los policías. UAM, UNAM, Frente Popular Francisco Villa, avanzaban entre los enormes edificios, testigos de la masacre de hace cuatro décadas.  La mala racha de sumisión para la sociedad mexicana terminó, se extinguió  y la cura a este maleficio son los jóvenes estudiantes que otra vez salimos a las calles a reclamar lo que es nuestro: la soberanía y la dignidad, no exigimos más que el respeto que merecemos como ciudadanos de un país cuyas riquezas han saqueado unos cuantos, muy pocos en realidad, y nosotros, el pueblo que nos acompaña somos miles.

     A lo largo del Eje Central Lázaro Cárdenas se movía el espíritu libertario de miles: estudiantes, campesinos, obreros, amas de casa, parejas con sus hijos, señoras con carreolas, vendedores ambulantes que hicieron su agosto y más policías, unos con uniforme, otros vestidos de civil.2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Marlene Alcalá Vega

     Banderas mexicanas enlutadas se izaban en las manos de los manifestantes. La mayoría de los comercios cerraron sus puertas. Los pocos que abrieron saben que estamos de su lado, que somos parte de la misma familia y al confiar se llevaron su recompensa: jugosas ventas y el ánimo de saber que no están solos y que hay alguien que grita lo que ellos también piensan: el reclamo ante tanta injusticia.

     Las consignas más repetidas, quizá porque quisiéramos que hicieran eco en los otros fueron “el pueblo consciente se une al contingente”. Los que podían corrían al grito de “México sin PRI” y a los policías que flanqueaban el eje central los invitaban a unirse, porque finalmente ellos también son parte de la sociedad.

     En Bellas Artes varias mantas fueron desplegadas y en una de ellas se leían frases como “No a la ley de cultura”, “No al marco jurídico a CONACULTA”, “No a la extinción de CONACULTA”. Las cercas rodeaban edificios históricos pero enfrente en Bellas Artes no había ni una sola cerca ¿si a las autoridades les dan miedo los actos vandálicos, por qué no proteger todos los edificios históricos? Y a la inversa ¿por qué los supuestos vándalos no rayan los edificios culturales? ¿Tendrán tan buenos modales o será que el caos y el operativo de po2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Marlene Alcalá Vegalicías varias cuadras a la redonda es con la intención de asustar a los comerciantes para que estos cierrensus negocios? Porque alguna artimaña hay que usar para confrontar a la sociedad y restarle el poder que le daría la unidad.

     A las 5:30 pm. comenzaron a llegar los primeros contingentes al Zócalo. Los discursos no se hicieron esperar. Las gargantas se desgañitaban aunque haya habido micrófonos, el grito de reclamo, retumbaba en los alrededores de la plaza.

    La vocera del Yo soy 132 recordó a los estudiantes del 68 quienes: “Sin miedo tomaron las calles, unieron sus voces por una demanda nacional”, ahora por dignidad los estudiantes “hemos vuelto a tejer alianzas entre universidades, desde Ciudad Juárez hasta Chiapas” nos hemos convertido en compañeros de esta lucha para cambiar el país. Hizo hincapié en lo evidente: la presencia policial y militar (encubierta) que busca supuestamente la paz criminalizando la lucha social.

     El símil de Díaz Ordaz con Peña Nieto no se hizo esperar, ya lo había hecho López Obrador al declarar por la mañana en la Plaza de las Tres Culturas, luego de llevar una ofrenda a los asesinados en el 68, que son personas que legitiman el autoritarismo y la corrupción. Como muestra sólo un botón: la Reforma laboral presentada por el PAN y avalada por el PRI.

     En este discurso se aclaró que el movimiento ha sido “un caminar respetuoso, solidario, comprometido con la sociedad, con la convicción de querer cambiar el mundo” también se dijo que esta voz de solidaridad trasciende fronteras y que “nos sabemos herederos  de la lucha de los estudiantes hace 44 años por defender la democracia” movidos porque la “impunidad no sea una cobija de los asesinos que mancharon de sangre la Plaza de las Tres Culturas” y se reclamó: “Al genocidio ni perdón, ni olvido”.

     Mientras que el vocero de la UNAM saludó a la comunidad universitaria con el típico “Goya, goya, Universidad” para luego cuestionar la labor de los medios masivos de comunicación: “la Televisión sólo anuncia días soleados” y denunció que el “único lenguaje que el gobier2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Marlene Alcalá Vegano utiliza es el de la bota y la metralla”, también reconoció la herencia de aquellos jóvenes que alzaron su puño y recordando a Paco Ignacio Taibo II sentenció “su afrenta es nuestra afrenta”. Por ello, pararon labores en la UNAM y tomaron el Zócalo, ese espacio sagrado para el poder político al que arribaron por primera vez aquellos estudiantes y activistas sociales del 68, esa es la herencia que nos dejaron: defender nuestros derechos a la libertad de expresión y que ahora menos que nunca debemos renunciar.

     Esta generación ha vuelto a trastocar el poder, ha denunciado la impunidad de los crímenes de estado, los medios se encargaron de crear en el consciente colectivo la idea del movimiento estudiantil sólo en la tragedia, lo que desplazó por décadas la atención de lo que ocurrió antes: la fuerza del poder del pueblo. Esa es la gran conquista histórica del 68 y ya es tiempo no solo de recordarla, sino de reclamarla.

 

 

2 de octubre en el DF | 2 de octubre no es de fiesta es de lucha y de protesta | Marlene Alcalá Vega

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco