El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

Indiferencia: mirada al mundo si paraísos posibles- Erik Castillo- El Faro Cultural- Cine- Tony Kaye- La caída de la casa Husher- Edgar Allan Poe

 
octubre de 2012

Indiferencia: mirada al mundo si paraísos posibles- Erik Castillo- El Faro Cultural- Cine- Tony Kaye- La caída de la casa Husher- Edgar Allan Poe

  • Una película en la que todo acto de ternura es más un acto de supervivencia que de amor

     

     

     

  • Dirigida por Tony Kaye, es una  historia en la que nadie cree en nadie ni en nada

 

 

“...mi espíritu vaciló al ver desmoronarse los poderosos muros, y hubo un largo

y tumultuoso clamor como la voz de mil torrentes, y a mis pies el profundo y corrompido estanque se cerró

sombrío, silencioso, sobre los restos de la Casa Usher.”

 

Edgar Allan Poe

 

¿Qué queda del hombre cuando ya no cree en nada ni en nadie, cuando se ha derrumbado su capacidad de amar y odiar? ¿Qué nos resta esperar cuando la indiferencia ha apagado todas las velas de la voluntad?

     Si la indiferencia gobierna, el amor y el odio son términos obsoletos, por ende, incluso el sentirnos humanos es poco probable. Tony Kaye (Dir. Historia Americana X) nos presenta este mundo, el mundo donde nadie cree en la juventud, donde nadie cree en la justicia, donde realmente nadie cree en nadie ni en nada. Los padres no creen en sus hijos, los hijos no creen en sus padres ni en sus profesores. Los profesores no creen en ellos mismos. Un vacio en el plexo solar recorre los pasillos. Todos se sienten estúpidos por continuar con la farsa que representa la escuela. Sin embargo, ante la crisis existe la redención. Henry Barthes (Adrien Brody) un maestro suplente de secundaria, en una actuación espectacular, se verá involucrado con tres personas, sin desearlo demasiado a través de ellas y de sus trágicas vidas; se verá desafiado a demostrarse a sí mismo si es capaz aún de amar.  

     La sociedad que nos muestra Indiferencia está gobernada por la apatía, el desánimo, la frialdad y la desesperanza. Asistimos a un mundo sin paraísos posibles, donde todo acto de ternura es más un acto de supervivencia que de amor. La batalla está perdida, nadie se atreve incluso a sonreír; el desmoronamiento social está a la vista y las naves ya han sido quemadas. Asistimos a La caída de la casa Husher, y con ella a la caída de un modelo económico, de un esquema de competitividad repugnante basado en el miedo, la descalificación, la banalidad y la naúsea.

     Indiferencia es heredera responsable del mejor cine independiente norteamericano, los vacios de la vida moderna y el roto sueño americano son los mismos de Happiness, Magnolia o Belleza americana; sin embargo, en el filme de Kaye hay un ingrediente metafísico, un aire casi ceremonial y religioso, un fantasma que recorre por la sala de cine y nos invita a creer, ni siquiera por altruismo, sino sólo por no convertirnos en una baldosa más de la  ya desmoronada casa Husher.

 

Ficha Técnica

Dir: Tony Kaye.

País: EUA

Año: 2011.

Guión: Carl Lund.

Fotografía en C.: Tony Kaye.

Música: The Newton Brothers.

Edición: Michelle Botticelli y Barry Alexander Brown.

Con: Adrien Brody (Henry Barthes), James Caan (señor Seaboldt), Betty Kaye (Meredith), Sami Gayle (Erica), Christina Hendricks (señorita Madison), Marcia Gay Harden (directora Carol Dearden), Blythe Danner (señora Perkins)

Prod: Austin Park, Greg Shapiro, Carl Lund, Bingo Gubbelmann y Adrien Brody.

Duración: 100 mins.

Dist: Caníbal.

Clasificación: C.

 

 

 

 

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco