El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

 
mayo de 2013

 

 

  • El periodista Juan Carlos Huerta desmenuza en “Crónicas de nota roja en blanco y negro” los procesos legales detrás de la noticia.

 

  • En esta obra, el público leerá un lado que no podría conocer de manera sencilla: las peripecias del reportero al recabar la información.

 

 

La nota roja como género de información enfrenta al periodista con una realidad cada vez más cuestionable. Es interesante ver cómo el tema de la seguridad pública ha ido evolucionando y cada vez se suman más interesados en conocer de manera profunda aquello que tantas veces se nos muestra en tan sólo un par de renglones o con algunos comentarios sin forma, y no hablemos ya del fondo. Precisamente esto es parte del trabajo que Juan Carlos Huerta se dio a la tarea de realizar: mostrar ese “qué hay detrás” de lo que sucede.

Utilizando como pretexto las actividades de la Feria Municipal del Libro en Guadalajara, La Zonámbula Editorial presentó esta semana el libro Crónicas de nota roja en blanco y negro de Juan Carlos Huerta Vázquez, quien en catorce años como periodista ha registrado un sinfín de anécdotas, de las cuales se ha tenido que obligar a seleccionar solamente seis para este libro. Lo acompañaron en la presentación: Salvador Caro Cabrera, presidente de la comisión edilicia de Cultura; así como los periodistas Luis Carlos Sainz y Roberto Chávez Calderón, este último encargado de prologar el libro.

Sobre la publicación, Caro Cabrera destacó que se trata de un libro que “no pierde detalle. Que pese al tema, se vuelve una narración divertida sin caer en el morbo. Nos adentra en ese trabajo de periodismo policiaco. Pero aún más que en la propia materia, nos adentra en el acontecer, en lo cotidiano y específico, de lo que realiza, de cómo vive, cómo habla y cómo se relaciona el periodista con los compañeros de nota roja”.

A continuación tomó la palabra Chávez Calderón, quien agradeció a Huerta Vázquez la oportunidad de escribir el prólogo. Además, dejó en claro uno de los grandes valores de esta obra: “Rescata un lado de la noticia que difícilmente van a encontrar en la radio, en la televisión o en el periódico: el lado humano del reportero, de quien acude para recabar los datos, las peripecias que pasamos”. También agradeció que hubiera periodistas como Juan Carlos, comprometidos por conseguir la noticia sin importar los sacrificios.

La velada prosiguió con algunas anécdotas divertidas de parte de Carlos Sainz, quien dejó intrigados a los asistentes con algunas historias que se narran en el libro. Después fue momento para el autor de tomar la palabra. Juan Carlos Huerta platicó sus primeros años como periodista, admitió que fue el mismo Rodolfo Chávez Calderón quien lo ayudó a formarse como reportero.

Acerca de su libro, Huerta Vázquez explicó que eligió la frase “en blanco y negro” ya que lo pensó como un documental, y para él sería el “detrás de cámaras” de lo que es escribir nota roja, “cómo vive el reportero, cómo vivimos las emociones con tal de entregar la nota pronto, tener el cierre temprano, todo eso se describe aquí”. Sobre el proceso de escritura de Crónicas de nota roja…, Juan Carlos explica que pasó nueve meses en cama tras una intervención quirúrgica, periodo que le significó la reestructuración de las notas concentradas en el libro, esto desde su Blackberry, equipos a los que de manera divertida ha llamado como las modernas “remington” de los reporteros, con las cuales salen armados a recorrer la ciudad. Así concluyó la presentación de un libro que narra aquellas situaciones con las que los reporteros tienen que lidiar en el día a día de su trabajo con la noticia policiaca, la nota roja.

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco