El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

El Faro Cultural | Noche de minuetes | Atemporal | Cocula | Doctor Tomás Villanueva Razo | Galileo Contreras

 
agosto de 2013

 

El Faro Cultural | Noche de minuetes | Atemporal | Cocula | Doctor Tomás Villanueva Razo | Galileo Contreras

 

  • "Atemporal", la tercera Noche de Minuetes, se desarrolló la noche del 12 de julio en Cocula, Jalisco, dedicada como homenaje al Doctor Tomás Villanueva Razo recientemente fallecido, por su historia y su entrega a la gente no sólo de Cocula, sino de la región.

 

 

 

Cocula, Jalisco, tierra pródiga de raíces hondas, de guerreros, músicos y poetas. Cocula, que la noche del 12 de julio de 2013, hizo honor a su gente bajo la dirección del profesor Francisco Javier Salcedo, quien, con su característica maestría nos brindó 11 piezas de minuetes. Destacándose, en el tercer año de Noche de Minuetes con el título de “Atemporal", en esta ocasión dedicado como: Homenaje al Doctor Tomás Villanueva Razo, recientemente fallecido, por su historia y su entrega a la gente no sólo de Cocula, sino de la región.

La presentación de “Atemporal" inició pasadas las 8:30 am, y el Museo del Mariachi ya estaba colmado, las familias que ocupaban los asientos estaban expectantes. Mientras, el staff del profesor Salcedo recibía a la gente que pasaba ansiosa al foro del Museo, incluso sin anotar su registro. Las anteriores presentaciones habían sido en el foro al aire libre de la Casa de la Cultura, donde la última vez, y a causa de que estuvo la lluvia siempre acechante, se cambió de sede en esta ocasión. Aquella última vez apenas terminó y cayó un memorable chaparrón que hizo extender el jolgorio de los que habíamos quedado adentro de las instalaciones. Sin embargo las anécdotas también se presentaron ahora, sobre todo cuando nos percatamos de que faltaban sillas, pero todo se solucionó sin contratiempo, las sillas llegaron justo antes de iniciar “Atemporal".

El Faro Cultural | Noche de minuetes | Atemporal | Cocula | Doctor Tomás Villanueva Razo | Galileo Contreras

Los músicos del mariachi tradicional Retroson ya estaban en el escenario cuando el profesor Salcedo, después de dirigir unas palabras al público, dio por iniciado el programa. Cabe destacar que las Noche de Minuetes vienen realizándose desde hace tres años gracias al esfuerzo del profesor Francisco Javier Salcedo, quien como músico, maestro y director ha logrado gestionar con los respectivos ayuntamientos este magno evento en la sociedad coculense. Sin duda, a través de estas Noche de Minuetes, Javier ha logrado, además de desentrañar una raíz muy profunda dentro de la historia musical de la región que él nos da a conocer con el nombre de “minuetes", congregar la memoria de los coculenses a través de su gente, hombres y mujeres que dan o han dado vida a las calles de esta ciudad, regresando la memoria del público por medio del recuerdo o las anécdotas de éstos.

El Faro Cultural | Noche de minuetes | Atemporal | Cocula | Doctor Tomás Villanueva Razo | Galileo Contreras

Así, esta Noche de Minuetes “Atemporal" transcurrió entre las ovaciones del público, encantados de ver honrada la memoria de los parientes o no, que le han dado a esta ciudad su peculiar colorido. Y es aquí donde comenzó el maridaje entre la música y las letras pues, como tradicionalmente se ha venido haciendo, el Taller de Literatura Elías Nandino como parte del municipio ha participado en estas presentaciones dando su toque literario a las biografías con que son acompañados los minuetes; éstas son trabajadas a partir de las investigaciones del profesor Salcedo y a veces con las indagaciones de los mismos miembros del taller de literatura. Esta labor es coordinada entre el Ayuntamiento de Cocula y sus talleres de música y literatura.

 

El programa:

1. Dr. Tomás Villanueva. Opus 25, núm. 16.

Lectura y biografía a cargo de Rocío del Carmen Villanueva Martínez.

2. Sr. Cura Jara. Opus 8, núm. 10, vals.

Lectura y biografía a cargo de Leo Zamorano Ruelas.

3. El Chícharo. Opus 23, núm. 18, polka.

Lectura y biografía a cargo de Alejandra Navarro.

4. Romanita. Opus 4, núm. 15, chotis.

Lectura y biografía a cargo de Verónica Villanueva Martínez.

5. El Güero Ibarra. Opus 14, núm. 3, son.

Lectura y biografía a cargo de Eusebio Martínez Chavarría.

6. Amparito Guerrero. Opus 25, núm. 7, vals.

Lectura y biografía a cargo de Martha Gemma Morales Paredes.

7. La Tienda Nueva. Opus 20, núm. 13, chotis.

Lectura y biografía a cargo de Cipriano Aguilar Cisneros.

8. El Granito de Oro. Opus 8, núm. 2, marcha.

Lectura y biografía a cargo de Leticia Cuenca Núñez.

9. Lolita Barraza. Opus 25, núm. 14, vals.

Lectura y biografía a cargo de Luis Alberto Ramírez Barraza.

10. La Ascensión. Opus 3, núm. 3, polka.

Lectura y biografía a cargo de Silvia Silva Terán.

11. Campanarios. Opus 25, núm. 19.

Lectura y biografía a cargo de Abelardo Ruelas Aranda.

 

CONTEXTO

Doctor Tomás Villanueva

Rocío Villanueva

Nació en San Juan Cosalá, el 22 de septiembre de 1946. A los 12 años, sus padres y su hermano mayor emigraron a Cocula para estudiar en el Colegio Hidalgo de los Hermanos Maristas. Estuvo en el seminario. Trabajó algún tiempo en la empresa de zapatos Canadá. Fue un joven rebelde, enamorado, pero siempre respetuoso con la gente, jamás se olvidó de la humildad y la bondad, herencia de sus padres. Gustaba de las motocicletas, los autos deportivos y la velocidad. Estudió el inglés y lo dominó, lo que le permitió enseñarlo en la secundaria y la preparatoria J. Guadalupe Zuno, de ahí que muchos exalumnos le siguieran diciendo “profe”. Tomás se casó con Celia el 20 de febrero de 1971, ella lo apoyó mientras estudiaba en la preparatoria; nacen sus dos primeras hijas, Verónica y Rocío. Ingresó a la escuela de medicina de la Universidad de Guadalajara, el título de Médico Cirujano y Partero le fue otorgado el 26 de enero de 1981. Prestó su servicio social en la Sauceda. Posteriormente nacieron Germán, Maricela, quien murió, Juan pablo y Alma Celia. Médico municipal por más de 30 años y forense durante 10, dio su vida al servicio del municipio (La Sauceda, Camichines, San Pablo, San Nicolás, Cofradía, Santa Teresa y Cocula). “Tomasito”, así le decían algunos pacientes, tenía un don especial, sus manos no descansaban para aliviar y ayudar. Su primer consultorio fue en casa de sus padres, con piso de tierra y piedra, bardas de adobe sin enjarrar, y techo de carrizo y teja, lugar común de mucha gente, entre ellos, algunos decían que sólo con verlo se curaban. Enamorado de la vida, la mujer, la escritura y la guitarra, dieron origen al hombre sensible, compositor de la letra de canciones que el maestro Francisco Javier Salcedo le grabara, entre ellas Un día lejano, Desde entonces, Mientras tanto, Los caprichos del destino, In memoriam y Cuando yo más te quería. Pensaba más que lo que decía: crítico, filósofo por naturaleza, orador, amante de la buena conversación. “Tom”, como le decía Celia, tenía su concepto de la vida y de la muerte. Decía “Dios es el mar, nosotros gotas de agua, cuando morimos, somos gotas que nos incorporamos al mar y es entonces cuando volvemos a él”. Amaba la poesía y la lectura, hablaba lo necesario, y al hablar, necesariamente mostraba su elocuencia.

 

Minuetes

Cipriano Aguilar Cisneros

El minuete o minué nace en el siglo XVII, y se pone de moda en la siguiente centuria como una pieza musical bailable. Sin embargo, su género ha sido readaptado y variado con el tiempo, hasta llegar a nosotros hoy día, como una composición curiosa y nostálgica. Rescatada del olvido en que estuvo desde el principio del siglo XX por investigadores románticos como el Prof. Javier Salcedo Zepeda. Minuetes famosos o históricos, el compuesto por el padre de la música J. S. Bach en 1739, y quién no recuerda el dulce minuet en sol mayor, del inmortal genio de Bonn.

En México, la inmersión del minuete en el folclor local es algo ambiguo por ser de origen multinacional, pues al realizarse el sincretismo de la música e instrumentos europeos, en algunas regiones se llamó miñuete, en otro minueto, etcétera. Al igual que el ritmo o tempo cambian del son al vals, sin que ello demerite en lo absoluto su originalidad y belleza. Por último, su real interpretación, puede como todo lo actual ser poco ortodoxa. Sin embargo, para los amantes de este género, el tino y experiencia del maestro Salcedo, describir e interpretar sus magníficas obras con mariachi tradicional es lo perfecto.

 

 

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco