El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

El Faro Cultural | El hombre del paraguas | Aurora Carvajal | Literalia Editores | Alianza Francesa | Galileo Contreras

 
noviembre de 2013

 

El Faro Cultural | El hombre del paraguas | Aurora Carvajal | Literalia Editores | Alianza Francesa | Galileo Contreras

 

  • El 24 de octubre se presentó El hombre del paraguas, de Aurora Carvajal, en la Alianza Francesa.

 

  • El libro fue publicado por Literalia Editores.

 

 

 

Originaria de Empalme, Sonora, conocida como “La ciudad Jardín” por su forma tan verde de prevalecer en el desierto, Aurora Carvajal nos complace el día de hoy con su más reciente obra: El hombre del paraguas. Egresada de la Universidad de Guadalajara, ha hecho de la medicina su profesión, y sin quedarse con sólo eso emprendió el estudio en la homeopatía profesionalizándose en esa área de la salud una vez más. Médico familiar en el IMSS y homeópata particular, ha buscado desarrollarse en otras artes más propias del espíritu que del cuerpo, es el caso de sus estudios en pintura al óleo y literarios, primero en la SOGEM Guadalajara y posteriormente en el taller multidisciplinario de la escritora y poeta Patricia Medina.

En principio me siento complacido por esta obra de Aurora, quién además de todo lo anterior ha sido una destacada compañera del taller de nuestra poeta universal Patricia Medina, quien ha acondicionado su propia vida para los amigos de las letras que hemos llegado a su casa a beber de esa savia con que se pintan los sentimientos y emociones, con la que se reviste la imaginación para crear, más allá de lo real, innumerables mundos. Este es el caso de Aurora, que ha venido dejando correr su tinta desde años atrás, y nos presenta en esta ocasión El hombre del paraguas, título de su más reciente libro en el que engloba un compilado de años en que fue recuperando las historias que atraviesan tanto las diversas clases sociales como condiciones humanas de existencia.

Celebramos pues, en esta presentación, la consolidación de una pluma que tiene la virtud de comunicar con un lenguaje directo y claro lo que se propone, los avatares de la vida ordinaria con un toque de misterio y suspenso hasta llegar al terror y el desconcierto. Hay historias de metamorfosis que quedan en el suspenso de un terrible hechizo que no llegamos a descifrar, pero no importa la naturaleza de tal embrujo, lo que queda es la piel erizada de tal acto de transformación que nos deja tan desamparados como “El canto del búho” y la imposibilidad de regresar a la  forma humana.

El Faro Cultural | El hombre del paraguas | Aurora Carvajal | Literalia Editores | Alianza Francesa | Galileo Contreras

El estilo que utiliza Aurora de primera persona nos deja con la sensación de intimidad al ver con los ojos del personaje y de resentir sus emociones o decisiones equivocadas como en “El falso Fabián”, que nos muestra cómo la ambición puede conducir a, cada vez más, una degeneración mayor del engaño. O el caso de gerontofilia, donde el amor se vuelve algo paradójico al buscar establecerse independientemente de las edades, sin embargo descubrimos un amor genuino en lo que la sociedad ve como una parafilia. O la delincuencia como factor de superación social y que siempre termina descomponiendo las relaciones familiares o de pareja como el caso de “Ambición”. Aurora toca, también, el nervio de la depresión profunda con su “Dependencia”, que cuenta la historia de una madre que pasó por alto la depresión de su hija y que al final y a un paso de su propia muerte decide rescatarla para que continúe con su vida, pues se había convertido en una hija parasitaria sin ninguna afición o cualidad social.

Aurora cuenta, sin duda, con una pluma capaz de atrapar al lector con facilidad, basta citar “El apagón” y la maestría con la que, en un breve relato, la autora nos introduce en la desesperación interna del personaje, que termina chocando con sus propios miedos internos; no importa de dónde vengan éstos: lo verdaderamente literario del texto está en hacerlo sentir al lector la desesperación y la angustia en la mente del personaje. O el cruento “Anticuario”, que aparentemente serio y formal resulta un desquiciado psicópata que conserva a su familia embalsamada en un cuarto secreto.

El Faro Cultural | El hombre del paraguas | Aurora Carvajal | Literalia Editores | Alianza Francesa | Galileo Contreras

Historias con una determinada moraleja, que sin ser intrusivas con los lectores, van deslizando una ética más allá de lo meramente moral, así como un excelente manejo del suspenso, como en el cuento “Era el mismo”, donde a partir de un abandono de hogar, Héctor Huerta se dedicará, lejos del entorno familiar a hacer su vida, una vida lejana dedicada a la cirugía plástica, mientras su hija va mostrándonos la nueva circunstancia y la manera en que llegan ciertas noticias de su padre, sin embargo la sangre vuelve a unir a hija y padre en el campo de la profesión. Después de décadas y en ciertas condiciones de intimidad María Helena le revelará la verdad, una verdad que le regresa el tiempo al cirujano plástico, un tiempo que se le había congelado en la carne y en la piel desde que decidió abandonar a su familia, que lo hacían parecer “el mismo” en la memoria de su hija, justo antes de que los abandonara. Y no es gratuita la metáfora de la “cirugía plástica”, pues en los elementos de la estructura subyacentes se trasluce ese instinto que devora a la sociedad contemporánea, desde la sobrevalorada juventud, hasta la compulsión intrínseca de aquellos que buscan la fuente de la juventud en la ciencia médica, convirtiéndolo en un jugoso negocio, nos muestra en el trasfondo una sociedad consumista que busca detener el tiempo con los botox y los latex, las cirugías by-pass y la extracción de grasa. Sin embargo el encuentro es definitivo, Héctor reacciona al verse a sí mismo frente a los ojos de su hija que le derriten su hechizo, al encontrarse nuevamente con el pasado que negaba, el tiempo le cae de golpe hasta llevarlo a la muerte.

Pendientes del terror, la pluma de Aurora va tocando los nervios donde se entretejen sueños y realidades con un toque, a veces, fantasmagórico, como en “La mujer de mi sueño", donde el protagonista termina tragado por esa mujer que, como falso augurio, se convierte en una pesadilla con el agravante de lo real. Esta es parte de la prosa mágica de Aurora que en cada historia nos confronta con lo inesperado manteniendo la tensión del autor al punto de devorar cada historia que de cotidiana pasa a lo increíble sin dejar de ser veraz. Esto sucede también con “La pequeña Selene" que se presenta, primero, en la realidad, para convertirse en una pesadilla continua que se aparece, después, solo en los sueños de la protagonista.

En términos de estructura, los distintos relatos que aparecen en El hombre del paraguas se mantienen en la economía del lenguaje, directos a la acción y los acontecimientos, los aspectos psicológicos y de acción transcurren en armonía logrando atmósferas lúgubres y llevándonos por el camino de convertir lo falso en veraz, justamente dentro de lo elementos más significativos de quien es capaz de contar, no a partir del preciosismo literario, sino en la acción concreta.

Yo los invito a sumergirse con esta obra a esas profundidades humanas que habitan nuestras mentes y que muchas veces no queremos ver, porque Aurora nos dota en El hombre del paraguas con una linterna capaz de entrever las oscuridades más densas del alma humana.

Muchas gracias.

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco