El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

En busca de respuestas | Felipe González | Galileo Contreras | El faro cultural

 
diciembre de 2013

Felipe González | FIL

 

  • Felipe González nos dice cómo las diversas problemáticas internacionales coyunturales forman parte de esa búsqueda en la que estamos inmiscuidos los ciudadanos globales.

  • También fue cuestionado sobre la crisis de líderes y si, a la manera de Shimon Peres, calificaba al narcotráfico como terrorismo.

     

 

 

El Faro Cultural tuvo el gusto, el domingo 1 de diciembre, de estar presente en la conferencia de prensa donde el famoso político de la izquierda española y exmandatario, Felipe González, habló con los medios de comunicación de su más reciente obra En busca de respuesta. Tras una breve introducción dio inicio la conferencia, donde lo primero que se hizo fue abrir los micrófonos a la prensa, donde la primera mano que se levantó fue la de una admiradora que sin parar de hablar abordó el tema de la socialdemocracia aduciendo que a ella le gustaría que alguna vez México llegara a ese ejercicio a la manera como Felipe lo hizo en España, justo en ese punto el exmandatario aprovechó para quitarle la palabra. “México tiene una de las identidades más fuertes y más profundas que conozco dentro de la diversidad” comenzó diciendo, que sin duda había cambios palpables, alternancia posible, pero que sin embargo en México se adolecía de “la esencia de la alternancia” que no era la mera posibilidad del cambio, sino la “aceptabilidad de la derrota”; sin embargo “la derrota no es aceptable cuando la desigualdad de oportunidades es tan grande que el que pierde tiende a salirse del sistema y a romperlo”. También le preguntaron sobre la libertada de expresión, donde declaró que había que tener cuidado con restringirla, y que sin duda el poder, tendía naturalmente a hacerlo, pero que sin embargo, aparecía en el escenario el instrumento de las redes sociales, que son de alguna forma un medio alternativo que le da voz a lo que no se sienten representados por los medios políticos del estado, nuevas formas de inclusión, no confrontar redes con redes, sino unirse.

                  También fue cuestionado sobre la crisis de líderes y si, a la manera de Shimon Peres, calificaba al narcotráfico como terrorismo. Al respecto consideró que el problema con los líderes es que estaban desactualizados, se proponen, “a la manera de mi amigo Shimon Peres” soluciones de hace 30 años en problemas que han cambiado, que no se pueden ofrecer soluciones viejas a problemas nuevos, momento en que abordó el problema del Estado de Israel con respecto al pueblo palestino. Habló de los procesos de paz en Colombia y asoció al terrorismo con el narcotráfico como “narcoterrorismo”, y dijo que “la única manera de acabar con el narcotráfico es un banco regulatorio para las drogas, y no un prohibicionismo como la declaración de la guerra contra las drogas que hizo Nixon hace 45 años, y cada década se constata que hay más violencia, más terror y más droga”. Y presentó una estadística muy interesante en relación a la proporción entre inteligencia y operación en la prevención del crimen, y dijo que en México la proporción estaba 80% operación, 20% inteligencia, y que mientras no se invirtieran dichos números, el país nunca iba a resolver la mínima parte de los actos del crimen organizado.

                  Cuando fue cuestionado sobre si el poder en México estaba secuestrado por los partidos en detrimento de la población, Felipe abordó el concepto de la partidocracia con relación al Estado, pero pasó más allá al explicar los términos de desigualdad que definen el mundo globalizado actual, que “el modelo de globalización crea riqueza, pero la desigualdad en general sigue creciendo”, que “la democracia no se construye quejándose, sino exigiendo desde una postura cívica y díganle a sus representantes que no patrimonialicen el Estado (…) que una cosa es vivir para la política y otra de la política”.

                  Ante la última pregunta de si en verdad en su libro se encontraba una respuesta, o si más bien más bien la búsqueda era la respuesta. Entonces apuntó “lo que trato de destacar en el libro es que en momentos de crisis y cambios tan rápidos como los que vivimos, es muy importante hacerse preguntas inteligentes sobre lo que está pasando, si se quieren encontrar respuestas, ahora si lo que la gente hace es aplicar un recetario que aprendió y que le va a dejar para un lavado y para un planchado, estamos perdidos”. Sí hay respuesta dice Felipe, y da como ejemplo el fracaso del G7 y una serie de instituciones internacionales posteriores porque sencillamente no hay “gobernanza” en ese nivel global, y ejemplifica con los fraudes globales que Lehman Brothers y otras calificadores globales, siendo las que calificaban a los distintos Estados nacionales y sus grados de inversión, terminaron fraudando al sistema financiero internacional y rescatados por los mismos Estados perjudicados.

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco