El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

El Faro Cultural | Feria Internacional del Libro 2013 | FIL 2013 | Miguel Ángel Porrúa | Bibliófilo y editor | OCDE | Andres Amezcua

 
diciembre de 2013

 

El Faro Cultural | Feria Internacional del Libro 2013 | FIL 2013 | Miguel Ángel Porrúa | Bibliófilo y editor | OCDE | Andres Amezcua

  • Este 3 de diciembre del 2013 se le rindió homenaje en el salón Juan Rulfo a uno de los bibliófilos y editores más importantes del país: Miguel Ángel Porrúa.

 

  • Habló de temas tan trascendentes como el sistema educativo del país, los textos digitales y las prácticas monopólicas de los consorcios editoriales.

 

Este 3 de diciembre del 2013 se le rindió homenaje en el salón Juan Rulfo a uno de los bibliófilos y editores más importantes del país: Miguel Ángel Porrúa. Ante un salón lleno y una mesa presidida por varias personalidades del mundo académico, entre las que destacaba la del apenas condecorado Raúl Padilla (Caballero de la Orden de la Legión de Honor), el señor Ángel Porrúa se mostró muy agradecido y contento por recibir tal distinción.

El Faro Cultural | Feria Internacional del Libro 2013 | FIL 2013 | Miguel Ángel Porrúa | Bibliófilo y editor | OCDE | Andres AmezcuaA pesar del reconocimiento y del caluroso homenaje que recibió, el coleccionista y editor no se mordió la lengua a la hora de hablar de la situación de la lectura y del libro en México, enterado, quizá ya, de los resultados de la OCDE que aparecieron por la mañana, en donde se ubicó a México como el último lugar de 34 países evaluados en matemáticas, lectura y ciencias. Para el editor, la lectura es la parte esencial del acto del conocimiento: “la primera forma de comunicación fue la palabra; del registro, la escritura y del conocimiento, la lectura”. En ese sentido se mostró muy crítico con el sistema educativo del país, citando a Felipe Garrido comentó que “lejos de ser selectores en su paso por los grados obligatorios de educación básica, la mayoría de los alumnos quedan apenas alfabetizados; este es el lastre más pesado, lo es para la sociedad y para el país”. Aunque no hizo directamente alusión a los últimos resultados de la OCDE, el mensaje tenía puya, ya que la razón de tales resultados es, según Miguel Ángel Porrúa, culpa del gobierno y del sistema educativo, ya que estos no implementan, ni fomentan “programas especiales de lectura y escritura (…) limitar estos programas es no tener  como meta la formación de lectores capaces, lectores que descubran el placer de leer”.

La culpa no sólo fue para el gobierno y el sistema educativo, sino que también se refirió a que al parecer la “palabra ha sido destronada por la imagen”; para el telespectador “las cosas representadas en  imágenes cuentan y pesan más que las contadas por las palabras”, en un tono de preocupación, el editor comentó que tal situación ataca al mismísimo seno de todos los hogares y no sólo el de los marginados.

Otro aspecto que trató en su discurso fue el referido a los textos digitales. “Personalmente considero al mercado digital, un mercado paralelo, pues los pronósticos de un éxtasis, que dicen advertir la muerte del libro, me parecen exagerados”. La razón que dio el editor fue que “el acceso a los lectores digitales gozan de un mercado estrecho” debido al costo considerable de estos aparatos, así como la rapidez con la que se vuelven obsoletas dichas tecnologías. El libro, agregó, será siempre “viable en el acopio y la transmisión del conocimiento”.

El Faro Cultural | Feria Internacional del Libro 2013 | FIL 2013 | Miguel Ángel Porrúa | Bibliófilo y editor | OCDE | Andres AmezcuaQuizá la crítica más fuerte, considerando que se encontraba en una Feria controlada por las casas editoras extranjeras a las que el Caballero de la Orden de la Legión (mismo que lo homenajeaba) abrió las puertas, fue la que hizo a las prácticas monopólicas de los consorcios editoriales de procedencia española, los cuales “cuentan con más de 160 sellos editoriales”, controlando con ello las 2/3 partes del mercado editorial, siendo sólo 4 los que “controlan un mercado de más de 2500 millones de dólares anuales”. Tales prácticas monopólicas “menoscaban la diversidad y riqueza de temas”, y en busca de las ganancias se privilegia un tipo de literatura poco formal (bestseller). La crítica del editor fue a más, aseverando que “el 54% de las exportaciones de libros españoles llegan a México”, y se preguntó “¿Por qué el mercado mexicano está inundado de libros españoles y por qué los editores mexicanos no podemos tener nuestros libros en España, en la península o en otros países latinoamericanos? Claro, ¿porque los editores somos idiotas?, no…”

Para el homenajeado, “hoy la cultura es un tema central para la consolidación de una sociedad democrática en el país”, y por tanto, “es esencial una política cultural que considere nuestras carencias”, siendo el “Estado” quien tome “las medidas legales, administrativas y de fomento” para apoyar “urgentemente” la situación cultural. Claro que para lograrlo, en palabras de Miguel Ángel Porrúa, es necesaria la “voluntad política”.

En el tema del precio del libro, también fue claro: ““¿qué los mexicanos no puedan acceder legalmente a la compra de novedades editoriales durante los primeros 18 meses de su publicación a precios accesibles? De ahí la inconsistencia e inoperancia de la ley de fomento a la lectura y del libro, comúnmente denominada como del precio único que atenta contra la libre oferta y demanda del mercado.” Finalmente, el editor hizo referencia a su pasión por la colección de libros antiguos, mostrando dos ejemplares editados en México en el siglo XVI. La ceremonia se cerró con muestras de agradecimiento a la mesa y a los oyentes.

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco