El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

El Faro Cultural | La fila india | Antonio Ortuño | Feria Internacional del Libro | Andres Amezcua

 
diciembre de 2013

 

El Faro Cultural | La fila india | Antonio Ortuño | Feria Internacional del Libro | Andres Amezcua

 

  • La fila india, de Antonio Ortuño, se presentó este sábado 30 en la FIL

 

  • En la presentación estuvieron presentes los escritores Martín Solares, Jaime López Arana, Miguel Cane y Fabio Mejía

 

En el marco de la celebración de la FIL 2013 Guadalajara, se presentó, ante un público que copó el salón, la cuarta novela de Antonio Ortuño: La fila india. La mesa la presidieron escritores amigos de Ortuño: Martín Solares, Jaime López Arana, Miguel Cane, Fabio Mejía. La charla consistió en diferentes temáticas en torno a la novela: la violencia, la política, el poder, la burocracia, el género, las influencias, los migrantes. Jaime López se acercó a la novela desde el ojo de un “funcionario en recuperación”, aludiendo a la crítica que se hace en el libro de nuestra obsoleta burocracia y política mexicana; a pesar de tal crítica, no la definió como una “novela política” sino simplemente como una “gran novela”. Fabio Mejía fue más allá, agregando que la novela se puede ubicar “entre lo literario y lo periodístico”, y señaló, a su vez, que no había leído ni conocido “ninguna novela que tratara sobre el tema de la migración de manera no testimonial”. Martin Solares insistió en la “trama político-policiaca” que se desarrolla en la novela, y tiró un piropo al estilo irónico y agrio del escritor, caracterizándolo como “una prosa corriosa”. Miguel Cane por su parte hizo algunos señalamientos sobre las influencias que mostraba la novela, haciendo hincapié en las diferentes voces narrativas que usó Ortuño para tejer la trama.

El Faro Cultural | La fila india | Antonio Ortuño | Feria Internacional del Libro | Andres AmezcuaFinalmente, después de 30 minutos de porras y aplausos, tocó el turno al autor, el cual, hasta ese momento, había permanecido con un semblante serio y atento a las palabras de sus amigos. Las palabras de Ortuño explicaron, de manera breve,  el proceso creativo de la novela. A pesar del tono irónico de su lectura, y de que arrancó varias carcajadas a los oyentes, lo que comentó el escritor era una crítica profunda a todos los niveles de la sociedad mexicana: “A una hora de donde estamos, autoridades encontráronse una fosa común, y mientras discutimos sobre el futuro de la lectura en México (…) mientras acá en la FIL nos damos palmadas en la espalda (o patadas en las entrepiernas) por lo que escribimos o no, de esa fosa común han sacado 65 cuerpos sin identificar (…) hay tantos miles de desaparecidos en México (…) Yo he estado pensando por varios meses, mientras escribía la novela, en cuerpos como los que ahora sacan en la Barca (...) y ya que no soy politólogo ni sociólogo, sino periodista, he intentado entender las razones de esa masacre, de que esa masacre que llamamos México exista (…) también he tratado de pensar los motivos de que esta cotidiana matanza haya sido ignorada o que no haya dejado demasiadas huellas en lo que escribe una cantidad importante de colegas.”

El Faro Cultural | La fila india | Antonio Ortuño | Feria Internacional del Libro | Andres Amezcua

Y continuó con los motivos que lo llevaron a escribir la novela: “La fila india la escribí como una suerte de largo reproche a este país que tanto presumía de calidez y hospitalidad; que tanto se llenaba la boca de su amor por los visitantes, y que tantos piquetes de ombligo le concedía la inenarrable bondad de sus nativos, pero esos nativos resulta que desprecian profundamente a cualquiera al que le sacan 2 cm de estatura (…) escribí La fila india porque el gobernador de Jalisco salió a pedir que denunciáramos a los migrantes porque roban, en vez de dejar de robar él (…) pero también la escribí porque es muy sencillo culpar a los infinitos, a los interminables calderones y peñas de las cosas que en realidad hacemos todos.” Y finalizó: “En el fondo escribí La fila india porque no me siento a una hora de distancia de esas fosas, y porque, como en esos poemas espléndidos de Raúl Zurita, en los que  la cordillera entera de los Andes parece caminar hacia los chilenos para aplastarlos, algunas veces pienso que debajo de nuestros pies se abre cada día una zanja, una zanja profundísima que no es otra cosa que una fosa común.”

 

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco