El Faro Cultural |  Navegando en la ciudad | Revista Cultural de Guadalajara Jalisco México | eventos, conciertos, música, cine, bares, cafés, libros y más

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo Contreras

 
febrero de 2014

 

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo Contreras

  • "Los libros no se han representado a lo largo de la historia siempre iguales. Su metamorfosis va intrínsecamente aunada al desarrollo de la cultura y la tecnología, pues en gran parte y debido a la importancia que implica el conocimiento que se guarda en los textos, de corte pragmático y religioso al principio, fue que los hombres se preocuparon por la forma más segura de su permanencia. Esto es, la construcción de un medio o “soporte” en el cual la información pudiese ser consultada."

 

Los libros son artefactos gracias a los cuales ha permanecido el conocimiento humano y la experiencia a disposición de cualquiera. En este sentido son tiempo encapsulado, ventanas por donde nos asomamos a otras experiencias, emociones e historias. Es de esta forma como las distintas civilizaciones que se han originado en el orbe han permanecido, o dejado rastro de su existencia. Sin embargo los libros no se han representado a lo largo de la historia siempre iguales. Su metamorfosis va intrínsecamente aunada al desarrollo de la cultura y la tecnología, pues en gran parte y debido a la importancia que implica el conocimiento que se guarda en los textos, de corte pragmático y religioso al principio, fue que los hombres se preocuparon por la forma más segura de su permanencia. Esto es, la construcción de un medio o “soporte” en el cual la información pudiese ser consultada.

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo ContrerasAsí pues, reconocemos como los primeros “libros” a la escritura que denotaba alguna unidad temática, y así se fueron armando las primeras “bases de datos” en tablillas de piedra, organizadas en recintos específicos para concentrar los distintos conocimientos de la época: Mesopotamia en el III milenio a. C. es el ejemplo por excelencia. Los chinos usaban el bambú, los aztecas la piedra y cuero, los cherokees la madera, etcétera. Todos estos soportes fueron usados en la antigüedad añadiendo, posteriormente, algunas innovaciones, por ejemplo, el descubrimiento de soportes más ligeros que facilitaron el transporte de dichos conocimientos, se usó la piel y se desarrollaron distintas mezclas orgánicas que permitieron la escritura en soportes parecidos al papel. En la época de Pericles los libros ya eran pliegos largos; el pensamiento más flexible y especulativo griego se sirvió de estos medios para darle vuelo a su concepción del arte, la filosofía y la política.

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo ContrerasLa famosa Biblioteca de Alejandría, fundada en el s. III a. C. constaba de enormes cantidades de rollos que un gran número de copistas se encargaba de organizar y “surtir”, pues todo libro que pasaba por el puerto se procuraba copiar para resguardo del conocimiento universal, sin embargo en los seis siglos que duró la biblioteca, esta no estuvo ausente de catástrofes, varios incendios no terminaron de extinguirla, hasta que, por cuestiones religiosas, fue completamente quemada y expoliada: no se iban a permitir un monumento al paganismo en pleno inicio de la cristiandad. No sorprende pues, que la humanidad haya dado una importancia enorme al acopio y conservación de sus conocimientos, tampoco que la destrucción de los mismos se hayan fomentado desde el imperio de la fe, son hondas las raíces del desencuentro ideológico entre los que quieren fincar toda la realidad desde una sola idea, y el peligro que representa la diversidad de las mismas.

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo ContrerasEl salto de tiempo no es tanto cuando se empezaron a utilizar en los monasterios de la edad media los codex, digamos, el formato físico que actualmente conocemos, cocido y plegado en cuadernillos que le permitieron, además de una mejor conservación, la escritura en ambos lados de la hoja. Parece irónico que la conservación del conocimiento haya pasado a manos de los que, de un modo u otro, causaron la desaparición de la Biblioteca de Alejandría. Los monjes cristianos se convirtieron en los guardianes del conocimiento occidental, más para controlarlo y contenerlo que para difundirlo entre las masas ignorantes, sin embargo parte de su imposibilidad de compartirlo radicaba en que las reproducciones eran lentas, pues, al modo de Alejandría, la capacidad de copias se limitaba a la rapidez de la mano del hombre.

       

El Faro Cultural | Libro electrónico | Soportes del texto | Biblioteca de Alejandría | Gutenberg  | Ebook | Galileo ContrerasHasta aquí todo es artesanal, pero con la llegada de la imprenta esto cambiaría. La reproducción en serie fue el más grande cambio tecnológico en occidente, que terminó iniciando una revolución cultural en todos los órdenes de la sociedad. Es significativo que el primer libro reproducido por Gutenberg haya sido La Biblia (1456), medida que cristalizó el miedo de los monjes en la liberación de los libros de sus monasterios, pues dicho libro, reproducido y difundido, provocó la escisión de la iglesia al promoverse, desde las posturas enfrentadas en el seno de la misma iglesia, una “libre interpretación” de las escrituras que terminaría consolidando al protestantismo. De esta forma, la reproducción de los libros significó el florecimiento de las artes y los conocimientos, anteriormente resguardados por las sombras de los monasterios, resguardados al fin, pero confinados y controlados en los index de sus bibliotecas.

       

Así, hasta la actualidad, el soporte que continúa aún en uso es el desarrollado en la edad media, pero la imprenta dio un empuje industrial a la reproducción de los textos, conservando el formato codex. Por este motivo, cuando menos para la contemporaneidad, hablar del ebook o libro electrónico significa un paradigma completamente distinto, y un poco, un paso al pasado, otra vez, en la medida que interactuamos directamente con el medio o soporte en que se encuentra el texto, en forma de tabla, con una manipulación directa desde los propios dedos y con un sinfín de posibilidades que el desarrollo de distintos dispositivos proporciona para tales efectos.

 

 

Café con letras un programa de actividades literarias pensadas especialmente para tí | letras y literatura en Guadalajara Jalisco