Café con letras se pinta de músicos poetas y locos en el café André Bretón

Café con letras se pinta de músicos poetas y locos en el café André Bretón
0 6 julio, 2015

Erick Castillo

La cita fue en el Café Bretón, la hora feliz anunciaba dos cervezas por treinta pesos y café de cortesía por parte de Café con letras organizador para todos los asistentes al evento. El patio del recinto comenzó a llenarse a la par que caía la tarde, en el escenario el poeta Miguel Reynoso preparaba su guitarra bluegrass con resonador metálico. Un slide en la mano izquierda y una armónica con soporte definían claramente el sonido que habría de inaugurar esta velada experimental. Experimental porque escucharíamos a un poeta haciendo música, y a dos músicos junto a un pintor leyendo sus escritos. La simbiosis entre música y literatura marcaría la pauta de esta edición de Café con letras.

Los riffs metálicos brotaron de la guitarra bluegrass y una narrativa lírica comenzó inundar el ambiente, “el cielo viste una palidez de albaricoque” sentenció el músico, y era verdad, el crepúsculo comenzaba a aparecer. Algunas canciones de sus compilación Tequila scratch blues salieron a relucir. Composiciones sobre los vicios, el amor, la soledad nos dieron una idea clara del oficio del poeta. Para finalizar Miguel escogió los acordes de While my guitar gently weeps como estructura para envolver un poema de su tinta.

Era el momento del sorbo de literatura; el primero fue Pedro Barbosa, músico de formación, comenzó con un poema dedicado precisamente a la música, donde declaró a la misma como amiga de su adversario el silencio. Después, el género elegido por Pedro fue el relato; un par de cuentos cortos nos mostraron su gusto por Pink Floyd, la narrativa ágil, y la falta de moraleja en la vida misma.

Efrén Ozomatzin continuó con la lectura, pintor de oficio, explicó que en ocasiones el lienzo no alcanza para expresar y es cuando recurre a la tinta, al igual que cuando la tinta no es suficiente, regresa al lienzo. Tal vez el único ortodoxo en la escritura de la velada, una sensibilidad especial bordeaba su escritura, la eterna paradoja en lo cotidiano. Declaratorias como: “El tiempo que con ausencia destruimos” o “el pincel que lloró cuando no fuiste mía”, nos mostraron a un artista romántico en búsqueda constante de la escurridiza inspiración.

El último en presentarse fue Iván Antillón, músico urbano, antipoeta por definición, heredero de los poetas malditos y la cultura beat. Tras un par de mezcales comenzó a dar lectura a su texto, que trataba precisamente sobre el texto mismo. Con tono apocalíptico, ritmo agresivo y convulso; palabras esdrújulas arremolinadas y atropelladas intencionalmente nos mostró la suerte del texto. Sentenció refiriéndose al texto: “Depende del lector apreciar ese cadáver/ No deberá el lector acostumbrarse a nada/ los textos no te permiten regresar”.

La velada terminó con la ya tradicional rifa de libros y discos; la gente se mostraba satisfecha y permaneció en el café bebiendo y charlando mientras la noche ya se instalaba sobre el estrellado cielo de junio.

Iván Antillón, Efrén Ozomatzin y Pedro Barbosa

Los escritores Iván Antillón, Efrén Ozomatzin y Pedro Barbosa

Inrerior del café André Bretón

Interior del café André Bretón

El poeta Miguel Reynoso y su "Tequila scratch blues"

El poeta Miguel Reynoso y su “Tequila scratch blues”

Comments

comments

Deja un comentario



El farooo Cultural © 2000-2015

Pagina Creada por: Empresa de Diseño web

Legal
El Faro Cultural, es una publicación mensual editada por Colectivo Cafeteros. Guadalajara, Jalisco, México, tel. 36.18.83.24, página electrónica de la revista: www.elfarocultural.com, correo electrónico: elfarocultural@gmail.com. Editor responsable: Rafael Castillo: rafael.elfaro@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2012-052112151300-203, ISSN: En trámite, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Rafael Castillo Camacho.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la revista. Todos los artículos son de creación original del autor, por lo que esta revista se deslinda de cualquier situación legal derivada por plagios, copias parciales o totales de otros artículos ya publicados y la responsabilidad legal recaerá directamente en el autor del artículo.