FIL Niños “mi área favorita”: Memorias de la Feria Internacional del Libro

FIL Niños “mi área favorita”: Memorias de la Feria Internacional del Libro
0 5 diciembre, 2015

Blanca Bátiz

La Expo Guadalajara es la sede principal de la Feria Internacional del Libro, la más importante del país, donde se reúnen más de 1,900 editoriales procedentes de cuarenta y cuatro países y asisten un aproximado de 765 mil personas y participan más de 20 mil profesionales del libro.

En esta ocasión he sido cuestionada sobre qué es la FIL para mí y de ahí que haya decidido redactarlo por aquí. La Feria Internacional del Libro ha sido desde hace veinte años, quizá más, quizá menos, mi casa durante una semana, un lugar de encuentro para ver a los amigos y hacer nuevos amigos y no hablo sólo de los libros, eso es otro cuento.

Últimamente he visto que va más gente que cuando era estudiante, hoy es un mar de gente y veo que hay más ofertas que antes, así como sigue habiendo libros muy alzados, difíciles de adquirir. Ayer, asistí por primera vez en plan de profesora de mis estudiantes de secundaria, a quienes se les dejó caminar libremente entre los pasillos de la FIL, a mí me sorprendió ver la cantidad enorme de alumnos que asisten a la Feria, experiencia que a mi punto de vista todos deberían de vivir y aunque el hecho de si leen o no los libros que les regalan o que compran, da para una fuerte discusión, yo no lo discutiré, ya es tarea de ellos y de los profesores sacar provecho de esta experiencia.

Ayer, al ser cuestionada, calculé un aproximado de 20 años de vida ininterrumpidos, con excepción de uno, porque estaba recién operada y no pude asistir, durante los cuales he asistido uno, dos o todos los días a la FIL.

Con gusto recuerdo la primera visita que hice con mis compañeros de secundaria y en aquella ocasión haberme topado con mi padrino, Federico Munguía Cárdenas, distinguido por ser cronista de Sayula, Jalisco y autor de la Provincia de Ávalos, editado una y otra vez por el Ayuntamiento de Guadalajara y pieza clave para la historia y la literatura de Jalisco; al vernos, nos dimos un fuerte abrazo y al despedirse me dio un billete y me dijo: “Ten, para que te compres un libro.” Fue con ese billete que casualmente pude comprar una de las primeras ediciones de Romeo y Julieta de William Shakespeare que leí.

Después de eso volví a ir una y otra vez, a veces sola, otras veces acompañada, y a lo largo de estos años he asistido en diversas facetas, primero como estudiante de prepa, luego estudiante de letras, tallerista en FIL niños, profesora de extranjeros (ahora de mexicanos), reportera, soltera, casada, con mis amigos, con mi madre, con mi abuelita (ahora en el cielo), con mi hermana, con mis sobrinas y desde hace dos años con mi hijo.

Vuelve a la memoria y llega  la nostalgia de aquel año en que me topé en los pasillos con Carlos Monsiváis y en otro instante Sergio Pitol y fui feliz con sus autógrafos y con esos encuentros. Por supuesto que me niego a decir si la FIL ha mejorado o empeorado durante estos años, y lo digo, porque ayer me cuestionaron al respecto, creo que más que eso, puedo observar que he visto crecer, cambiar y reformarse a la Feria Internacional del Libro; así como yo misma he cambiado y he asistido en diferentes facetas, también la FIL se ha modificado.

Sin duda, mi área favorita, desde hace muchos años, es FIL niños y como quisiera volver a ser niña para ser parte de los talleres que ahí brindan y espero con ansias el próximo año para que mi hijo pueda entrar a alguno; nada que ver con la edición del 2003, con los materiales hechos en cartulinas y a mano que diseñamos Renata Armas y yo cuando fuimos talleristas. Si no mal recuerdo, fue al año siguiente que la FIL niños cambió de lugar y se reformó para mejorar, su decoración ahora es en gran formato, sus diseños requieren de un previo trabajo y van adoc con el país invitado, eso los niños y los adultos lo agradecen y lo disfrutan.

Este año la decoración incluye una serie de sombrillas que cuelgan del techo, una serie de imágenes al estilo de Julio Verne y una serie de personajes que sobrevuelan nuestra cabeza. Queda abierta la invitación para llevar a sus hijos a disfrutar de la FIL niños ¡A todo vapor! con 18 talleres para niños de 3 a 12 años. Una experiencia que siempre recordarán.

Entre los talleres que pueden tomar son: “Plastilin – Osos” para niños de 3 a 6 años, con los talleristas: Memo Plastilina , Andrea Alonso, que trabajarán con personajes en plastilina y les contarán la historia que se desarrolla en el Zoológico de Londres, Alexander Milne y su hijo conocieron a una osezna llamada Winnie. La amistad que surgió entre el niño y la osa fue la anécdota que dio vida a las historias del personaje emblemático: Winnie the Pooh, quien será el protagonista en un taller en el que, además de conocer las aventuras en el Bosque de los Cien Acres, los niños crearán una versión en plastilina de Pooh.

Además podrán participar de alguno de los espectáculos que se presentan en el foro de FIL niños, diseñados para los más pequeños de la casa, pero que pueden disfrutar en compañía de sus papás.

Consulta la cartelera en:  http://www.fil.com.mx/filninos/cartelera.asp

Jesús Flores Cruz

Jesús Flores Cruz

Fil niños

Fil niños

FIL niños, vista general

FIL niños, vista general

Comments

comments

Deja un comentario



El farooo Cultural © 2000-2015

Pagina Creada por: Empresa de Diseño web

Legal
El Faro Cultural, es una publicación mensual editada por Colectivo Cafeteros. Guadalajara, Jalisco, México, tel. 36.18.83.24, página electrónica de la revista: www.elfarocultural.com, correo electrónico: elfarocultural@gmail.com. Editor responsable: Rafael Castillo: rafael.elfaro@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2012-052112151300-203, ISSN: En trámite, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Rafael Castillo Camacho.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la revista. Todos los artículos son de creación original del autor, por lo que esta revista se deslinda de cualquier situación legal derivada por plagios, copias parciales o totales de otros artículos ya publicados y la responsabilidad legal recaerá directamente en el autor del artículo.