“Los no muertos” de James Nuño

“Los no muertos” de James Nuño
0 26 enero, 2017

“… al final del día, ir a la cama y esperar la misma fotografía para el día siguiente. Y si eso es con nosotros cuyo trabajo nos gusta, ¿qué pasará con gente como J que sufren de alguna suerte de síndrome […] quejándose […] de sus constantes compromisos con el señor Meimportaunamierda y la señora Caradeverga?…

J Nuño

Johanna Alejandra Aguilar Noguez.

Para iniciar este 2017 que pinta apocalíptico, queremos recomendarte una novela (400 páginas a la orden) y deseando también que la ficción todavía pueda superar a la realidad, te presentamos la reseña de Los no muertos del autor James Nuño, esta novela forma parte de la colección Taller del Amanuense de Editorial Paraíso Perdido y está dentro del apogeo contemporáneo de la literatura Zombi.

Los no muertos es una novela de seres humanos, que aún no mueren pero que tampoco viven. Se encuentran en un loop, que reproducen cada día a partir de una serie de monótonos actos enlazados en secuencias que van desde el ritual para nunca llegar tarde y ganar el premio de puntualidad, hasta encerrarse cada vez un día fijo entre semana en un apestoso bar para escuchar peroratas de amigos que cada vez tienen menos en común entre ellos.

Esta es una novela que combina el mundo de la fantasía zombi con el comentario irónico y cruel hacia lo social, inmiscuyéndose en los melodramas que cada personaje vive, mismos que el autor despersonaliza al utilizar sólo letras capitales. La trama de los no muertos se hila en torno a un personaje principal masculino, el cual es un “Godínez” que vive en un estado de perpetua somnolencia donde su existencia (y la de los demás) le es indiferente, fijando su atención e intención sólo en ser un trabajador medio eficiente pero que inconscientemente no desea ser reconocido pues eso implicaría salir del anonimato.

El autor en esta novela nos presenta a seres que tratan de sobrevivir a la infección, no sin antes haber sostenido desde su nacimiento una batalla por ser viviente en un mundo devastado por la excesiva y fútil comunicación que sólo lleva a la incomprensión y a la manipulación de quienes tienen el poder o autoridad para decirnos lo que se debe o no consumir.

Los personajes de esta historia, son muertos vivientes, que deambulan entre las exigencias de una enorme y hedionda ciudad, por la cual corre el rumor de que se desatará una epidemia lo que produce en los personajes temores y emociones encontradas que se develan en los diálogos interiores que muestran las inseguridades y el deseo de huir de la realidad circundante, aún en el centro del apocalipsis uno de los personajes tenía como preocupación principal (no su vida, no, esa no) su trabajo “¿Qué pasaría en su trabajo? Ya podía ver a su jefe revisando su historial, repasando hoja por hoja, viendo sus faltantes académicos, tirando esa carpeta a la basura y llamando a Recursos Humanos para solicitar su despido inmediato.” En el desarrollo de la historia se presentan anécdotas similares, las cuales nos muestran parte de la época actual unidos con hilos de ficción a los sentimientos colectivos que la mayoría de las veces no son aceptados.

La novela de James Nuño muestra una humanidad que sólo se mueve por inercia y que, en lo aparente, se dirige hacia su extinción, en donde el último recurso para sobrevivir será comerse al otro.

Pero para no dejarnos un mal sabor de boca (pues con la realidad basta), el autor muy atinadamente nos entrega un epílogo con una conclusión a favor de la vida y la humanidad.

James Nuño

James Nuño

Comments

comments

Deja un comentario



El farooo Cultural © 2000-2015

Pagina Creada por: Empresa de Diseño web

Legal
El Faro Cultural, es una publicación mensual editada por Colectivo Cafeteros. Guadalajara, Jalisco, México, tel. 36.18.83.24, página electrónica de la revista: www.elfarocultural.com, correo electrónico: elfarocultural@gmail.com. Editor responsable: Rafael Castillo: rafael.elfaro@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2012-052112151300-203, ISSN: En trámite, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Rafael Castillo Camacho.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la revista. Todos los artículos son de creación original del autor, por lo que esta revista se deslinda de cualquier situación legal derivada por plagios, copias parciales o totales de otros artículos ya publicados y la responsabilidad legal recaerá directamente en el autor del artículo.