Guillermo Schmidhuber y Efraín Franco compartieron un café con sabor a teatro

Guillermo Schmidhuber y Efraín Franco compartieron un café con sabor a teatro
0 17 septiembre, 2018

JGCA

De gran calidad y alcurnia literaria resultó el pasado viernes 14 septiembre del año en curso, el capítulo dos de la temporada cuatro de Café con Letras. El acontecimiento se dio, sin duda, en uno de los espacios arquitectónicos más emblemáticos de nuestra bella y dislocada ciudad. Me refiero al edificio Arróniz ubicado en la calle Zaragoza número 224, zona centro (Es un inmueble diseñado por el ingeniero Arroniz Topete y construido entre 1898 y 1902, con el objetivo de albergar al Seminario Mayor de Guadalajara. El 8 de julio 1914 fue tomado por las tropas de Álvaro Obregón y alojó al Ejército Mexicano. Fue entregado en el 2014 al Gobierno Estatal para la Secretaría de Cultura Jalisco para usos culturales), la gente seguramente lo identifica más como “El Cuartel” de la XV Zona Militar, sin embargo, ahora alberga las oficinas de la Secretaría de Cultura de Jalisco. Y después de este pequeño corolario histórico nos centraremos en esta segunda sesión que café con letras ofreció al público en el marco de este emblemático e icónico edificio.

El menú un lujo para el oído, el humor y la reflexión. Todo un viaje balcánico, así fue el comienzo de la segunda sesión con el grupo Rigel, un sonido singular y fiestero, esta banda originaria de Guadalajara está integrada por Jonathan Cortés en el bajo, Paolo Abrahán Guerrero en la trompeta, Jonathan Huerta en la percusión y Diego Barba en el acordeón. Los invitados literatos también de lujo, cada uno distinguidos con una gran trayectoria en el ámbito académico y público, hablando concretamente en materia de cultura. Guillermo Schmidhuber es autor de 127 libros que incluyen 40 obras dramáticas, las cuales han sido representadas en países de América y Europa. Ha publicado varias colecciones de cuentos y dos novelas, además de un ensayo de imaginación. Ha presentado más de 200 conferencias en tres continentes y es uno de los sorjuanistas más reconocidos, además fue secretario de cultura en el período de 1995 a 2001. Efraín franco es escritor, investigador, profesor, periodista cultural y actor. Es autor de 12 libros y coautor de 18. 15 de sus obras se han escenificado y actualmente es director del Instituto de arquitectura y diseño de la Universidad de Guadalajara y presidente del Consejo estatal para la cultura y las artes de Jalisco.

Hay que reconocer que la línea que unió a los literatos del viernes fue la dramaturgia en la que ambos han tenido sus más destacadas experiencias, el currículum de los invitados es interminable, así después de escuchar los ritmos de Rigel, se dio entrada a los escritores. La dinámica fue sencilla, lo más apropiado para estos eventos en los que se pretende llevar al público la esencia literaria de los escritores a través su propia voz, tanto Guillermo como Efraín alternado sus participaciones dieron al público asistente con anécdotas y sus vividas lecturas que los escritores tuvieron a bien compartir con el público de café con letras. Fue muy interesante cuando el doctor Efraín hizo la acotación de que a él el edificio le parecía más bien tenebroso antes que bello, aludió al pasado y al secreto esas paredes han encerrado por siglos; hablando con el público y leyendo partes de su obra vemos como su intención se dirige a lo popular y social, con el sentido de justicia por encima de todo. El doctor Guillermo, nos mostró como su obra se dirige a la búsqueda de lo simbólico indagando en el espejismo de las esencias nacionales; aquí se suscitó un interesante debate entre los literatos, ya que una obra de Guillermo le niega la maternidad del primer mestizo a la Malinche quitando a los mexicanos el mote de hijos de la chingada con que nos bautizó Octavio paz su laberinto de la soledad, ante este punto Efraín asentó que cuando menos él sí era un hijo de la chingada.

Y bueno, no estaría completo nuestro café con letras sin darle su merecido reconocimiento al artista plástico Juan piedra quien tuvo a bien en ilustrar esta sesión a través de la memoria impresa en la que se guardan las experiencias de la sesión con su estilo surrealista y de trazo definido que puede ser apreciada en esta memoria.

Al final un gran aplauso y todos felices. Es la hora de los regalos y los escritores muy amablemente van sacando de la urna boleta tras boletas. El público que sacó premio se va feliz, y el que no, ya va premiado con una experiencia más en sus sentidos: café y literatura, plástica y música.

 

    

  

Comments

comments

Deja un comentario



El farooo Cultural © 2000-2015

Pagina Creada por: Empresa de Diseño web

Legal
El Faro Cultural, es una publicación mensual editada por Colectivo Cafeteros. Guadalajara, Jalisco, México, tel. 36.18.83.24, página electrónica de la revista: www.elfarocultural.com, correo electrónico: elfarocultural@gmail.com. Editor responsable: Rafael Castillo: rafael.elfaro@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2012-052112151300-203, ISSN: En trámite, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Rafael Castillo Camacho.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura de la revista. Todos los artículos son de creación original del autor, por lo que esta revista se deslinda de cualquier situación legal derivada por plagios, copias parciales o totales de otros artículos ya publicados y la responsabilidad legal recaerá directamente en el autor del artículo.