El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Otra cara de la Muestra Nacional de Teatro

Rafael Castellanos

 

Muestra Nacional de Teatro en Guadalajara

 

 

 

 

De muestra.

Si bien las reseñas y la crítica a las obras de la Muestra Nacional de Teatro es deleite y gran banquete para los que pudimos asistir a varias de las propuestas, talleres o conferencias, prefiero hablar de la vida afuera de los teatros.
Se sugirió llegar una hora antes, sin embargo  las filas empezaban desde dos o tres horas antes, no todos con la seguridad de entrar, porque había cupo limitado o por la gran demanda que había.
Se daba cita con mucha gente participante y ver a muchos de las compañías locales también, pero lo fabuloso no era estar haciendo fila sino poder discutir con opiniones y apreciaciones tan distintas y algunas severas pero de buena lid.
Muchos de los ahí formados podían ir a recorrer otro lugar de Guadalajara, o hacer otra cosa pero preferían esperar para vivir la experiencia teatral.
Al ver la sala llena no se si el precio fue factor, o la calidad de los montajes pero como dijo el Señor Alejandro Bichir, en el homenaje de la clausura, “esto es una muestra de lo que hay en el país, no podemos elegir “la mejor” por su variedad de estilos”, pero digo yo que ojala esto sea una muestra de cómo se debe ver un teatro previo a la función.

En lo íntimo y lo masivo.

En el café Quimera nos dimos cita para ver unos juegos de improvisación teatral que se vieron enriquecidos con compañeros de la republica asistentes a la muestra nacional de teatro, compañeros de la escuela de artes del Cabañas, directores de teatro, malabaristas y público en general.  El motivo, una noche maravillosa de creación colectiva de improvisación teatral.
Con la convicción de que la mejor escuela de teatro esta en el escenario, estos creadores hacen tablas y compartimos el escenario para que entre público y presentadores no haya distinción y desarrollar la impro en Guadalajara.
Y el Sábado también pudimos asistir a otro show de improvisación pero ahora del D.F. y en el larva para un mayor público y con un formato de impro _ lucha libre,  y con una producción de 6 luchadores bien entrenados, un referí, mascaras, maquillaje, disfraces, y un grupo en vivo, resultó fascinante y divertido ver en dos espectáculos,  se convierten los objetos, de una lanza a una bola de boliche a una cuerda o ver una coreografía entre 8 gentes de una canción escrita por el público o  hablar sobre el narco, la prostitución infantil, la infidelidad, ver escenas de cómics, telenovelas, historias de terror o ver obras a modo de Shakespeare, o en comedia musical, esto entre muchas otras creaciones que permite la impro.