El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

Praderas silenciosas: un espacio de versos para el enigma
Álvaro Luquín presentó su primer libro

Bianca Eunice Castillo

 

Praderas silenciosas de Luquín - El faro cultural Praderas silenciosas: un espacio de versos para el enigma. Álvaro Luquín presentó su primer libro

 

Álvaro Luquín (1984) presentó su primer poemario Praderas silenciosas en la Joseluisa (Librería del FCE). Al llegar al segundo piso, se percibía el ambiente de fiesta, el joven escritor saludaba a los asistentes quienes poco a poco fueron llenando el lugar, la mayoría se detenía a hojear algún libro-recién salidito de La Zonámbula-  de los que se exhibían en la mesa de la entrada.
     Después de las ocho de la noche, los escritores que hablarían sobre Praderas silenciosas ocuparon sus lugares y Karla Sandomingo dio la bienvenida a La Joseluisa. Eunice García, de editorial La Zonámbula y moderadora, los presentó. Luis Alberto Navarro fue el primero en hablar. Calificó los poemas de Luquín como “breves y contundentes”, aludió a la juventud del escritor y comentó que “ya está en el camino, hoy hace su debut un joven en la poesía mexicana”. Sobre Praderas silenciosas dijo que propone una versión humilde y necesaria de los hechos.
     El turno siguió para Jorge Octavio Ocaranza, quien señaló que Praderas silenciosas revela una preocupación y quizá hasta una “obsesión parnasiana de la forma”, pues su lenguaje es preciso, inteligente y sensible.
Finalmente, Víctor Ortiz Partida comentó que Luquín es un “heredero de Gamoneda” y describió sus versos como “luminosos, ardientes, apasionados (…) lo dicen todo y a la vez ocultan un misterio”. Dijo que los poemas de Praderas silenciosas son sombra y luz, comportamientos extraños “una ciudad construida con el cuerpo”.
     Eunice García agradeció los comentarios los presentadores del primer libro de Álvaro Luquín y cedió la palabra al joven escritor, contento saludó a sus compañeros de mesa, algunos de ellos maestros y amigos. Sobre su acercamiento a la escritura, su motivo, dijo, fue la “desmotivación de la vida”; así el dolor o la ira con la vida se convirtió en un motor creativo que impulsó a escribir Praderas silenciosas que ha publicado La Zonámbula y que ya se encuentra a la venta en librerías como el FCE. 

Praderas silenciosas: un espacio de versos para el enigma. Álvaro Luquín presentó su primer libro

 

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player