El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

La Zonámbula promueve la obra de jóvenes escritores y otros no tanto

Editorial independiente en el mercado de la literatura


Bianca Eunice Castillo

 
28 de febrero de 2011

La Zonámbula promueve la obra de jóvenes escritores y otros no tanto. Editorial independiente en el mercado de la literatura - El Faro Cultural - Bianca Eunice Castillo

A cuatro años de que La Zonámbula publicara el primer libro la editorial independiente ha reunido 37 títulos en sus colecciones dedicadas a la poesía, cuento y novela, el escritor Jorge Orendáin, su director, conversó con elfarocultural.com acerca del génesis de esta editorial, su historia y sus expectativas.

El primer libro

Fue en mayo de 2007 cuando se realizó la primera presentación de un libro publicado por La Zonámbula. Polvo lugar fue el título del poemario de Xitlálitl Rodríguez, sin embargo la idea de crear la editorial nació seis meses atrás cuando en una charla Orendáin escuchó y aceptó la propuesta del impresor Francisco Enciso: “Me dijo mi amigo que le sobraba papel de algunos trabajos que hacía y que éste se podría utilizar para imprimir libros, a mí me pareció una excelente idea el comenzar una editorial de esa forma, pues se podrían imprimir entre 400 y 500 ejemplares, además se apoyaría a autores jóvenes y con trayectoria”.
La experiencia de Orendáin en proyectos editoriales no era nueva. Fue sub director de una de las revistas literarias de más trascendencia: Trashumancia, también colaboró en editorial Arlequín y en Luvina.
Actualmente trabaja en la Editorial Universitaria en la que conoció a Sol Ortega, una joven estudiante de diseño gráfico que daba ahí su servicio social y que ahora es la diseñadora de la editorial: “Primero pensé en buscar a alguien con experiencia, sin embargo quise iniciar este proyecto con alguien joven, pues uno de mis objetivos con La Zonámbula es formar gente, además había visto los tres libros que Sol Ortega diseñó para la Universidad y me gustó su propuesta, fue cuando decidí invitarla y ella comenzó a jugar y a crear la imagen de los libros de nuestra editorial”.
“Faltaba el nombre, no se me iluminaba el foco” dijo entre risas el editor, finalmente, después de mucho pensar y platicar con amigos como el poeta Raúl Bañuelos “se me ocurrió el juego de la palabra Zonámbula, entendida como un espacio en movimiento”.
Y así es como ha logrado sobrevivir esta editorial sabiéndose mover con creatividad por las zonas de las editoriales independientes atravesando por diferentes caminos. Primero, comentó Orendáin, transitamos por el camino de la generosidad de Francisco Enciso, luego con capital del propio editor y ahora la editorial se mantiene con el apoyo de Orendáin y de los autores que aportan cierta cantidad para la impresión. También han tenido coediciones con Croacia, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Nayarit, Conaculta y editorial La Chintola.

La poesía, la más socorrida
Al contrario de lo que muchos pudiéramos pensar, la poesía es el género que más vende según la experiencia del editor de La Zonámbula. La editorial da cabida además de este género a otros a través de sus colecciones Pausa poética (poesía), Senda narrativa (cuento y novela), Arcoiris blanco (ensayos literarios), Árbol de semillas y actualmente trabajan en una dedicada a las ciencias sociales.

¿y el teatro?
“Yo pienso que la falta de publicación se debe a que no estoy muy relacionado con el teatro. Sí conozco el trabajo de los dramaturgos locales como Gabriel Bárcenas, Teófilo Guerrero, pero no me he involucrado tanto en ese ámbito. Aunque habíamos pensado en publicar algunas obras de teatro actuales y venderlas después de las representaciones, la verdad es que el teatro no se vende tanto”.

El consejo editorial
“Ha sido azaroso y objetivo a la vez. El consejo editorial de La Zonámbula ha sido, por decirlo así itinerante. Me he asesorado con amigos como Bañuelos, Yañez, Souza, varios de ellos imparten talleres a autores jóvenes  y ellos me han recomendado a los que tienen un trabajo que ya esté listo para publicarse. Ahora también se han acercado otros escritores, alrededor de unos 10 por mes, pero he tenido que rechazar algunos”.

La Zonámbula es atractiva porque:

  • “Conocen mi trabajo como editor en revistas como Trashumancia y Luvina, en editoriales como Ediciones Arlequín o la de la U de G”
  • “Los libros guardan una buena composición en la portada, siempre se invita a un artista plástico para que ilustre la portada, son bonitos, están bien hechos, tienen una tipografía buena y un tamaño cómodo”.
  • “Además hacemos un trabajo completo en la difusión, los autores que han publicado en La Zonámbula saben que hacemos lo que esté en nuestras posibilidades para dar a conocer sus libros, no los tenemos embodegados, por ejemplo, el de Ricardo Yañez, Versos dice, ya está por agotarse y el libro apenas se terminó de imprimir en noviembre de 2010”.

A futuro
“Tenemos el plan de hacer más coediciones, también vamos a publicar literatura escrita por chicanos y la historia de la literatura de Croacia. Hay libros que ya se han agotado y queremos apostarle a la re edición. También tenemos pensado participar en más salas de lectura, en escuelas, buscar promotores de lectura y otros canales de difusión que acerquen más al autor con los lectores”.

Había transcurrido casi una hora de charla, Jorge Orendáin viajaría al día siguiente al D.F. a presentar Versos dicen de Ricardo Yáñez, lo más seguro es que la edición ya se haya agotado. Esperen para la próxima entrega dedicada a La Zonámbula la entrevista con este poeta.

 

 

 

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player