El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Ximena Cuevas y Paulina del Paso en Ambulante

Juan Carlos Gallegos

 
05 de abril de 2011

Ximena Cuevas y Paulina del Paso en Ambulante - El faro cultural - Juan Carlos Gallegos

En la mañana del 2 de abril se llevó a cabo una rueda de prensa como parte de Ambulante 2011, en la cual estuvieron presentes Ximena Cuevas y Paulina del Paso. De la primera de ellas se exhibe una compilación de algunos de sus trabajos incluidos en la sección Injerto, de los cuales el más reciente es de hace ocho años. En esta muestra, que viene a ser una retrospectiva de sus primeros años en el mundo del documental, se puede observar al individuo contra los sistemas de poder. Del Paso participa con La guerrera, el cual es un retrato, libre de artificios argumentales, de 3 años de la vida de Ana María Torres, boxeadora mexicana apodada precisamente “La guerrera”.
            Cuevas mencionó que se dedica a esta actividad para hacer un registro de la realidad, la cual muchas veces supera a la imaginación. “La realidad está espeluznante, muchas veces está peor que cualquier ficción”. Abordó el caso de Presunto culpable y dijo que en este trabajo, así como en muchos otros –mencionó también Mosca, uno de los primeros documentales exhibidos en Ambulante, el cual cuenta la historia de un hombre viudo-, la realidad tiene sabor a ficción, pero que por ser real es que se vuelve más impactante. También expresó que en la actulidad los documentales son más dinámicos en su proceso de creación, gracias a las cámaras que de tan pequeñas han cambiado la forma de realizarlos, pues prácticamente se pueden meter en todas partes y son “testigos de cualquier posibilidad de realidad”.
En seguida abordó el tema de la piratería, a la cual considera una forma muy buena de difusión, tanto, que incluso declaró apoyarla. Contó entonces que pudo ver una gran cantidad de copias de Presunto culpable, cuando estaba por censurarse, en el metro en la Ciudad de México, lo cual le pareció una mecanismo de distribuición muy bueno. Después mencionó que con facebook y you tube, así como con los reality shows, se han ido borrando las fronteras entre la realidad y la ficción, pues en esos mundos todos podemos ser estrellas. Cuevas concluyó diciendo que lomejor que puede existir son la piratería y el acceso a Internet.
            Por su parte Paulina del Paso dijo que con su trabajo lo que pretende mostrar es como alguien lucha por alcanzar su sueño, y mostrar como cae y se levanta en el proceso. Contó como fue que surgió La guerrera: Ana María Torres y ella se conocieron en 2004, y la admiración fue mutua. Del Paso notó los múltiples contrastes en la boxeadora, pues a la vez que era una persona femenina que tenía una recámara donde los muñecos de peluche eran abundantes era capaz de subirse al ring y enfrentar a otra mujer, o si bien estaba muy decidida sobre las metas que quería alcanzar y su entrenamiento era constante, no era capaz de decir por timidez ante la cámara que tenía un novio, para que su madre no se enterara y fuera a decirle algo al respecto.
            La historia de Torres por momentos se antoja como si fuera ficción, pues hay momentos en que las acciones cobran tal magnitud que parecieran extraidas de un guión: cuando “La guerrera” peleaba por el Campeonato Mundial se fracturó una mano, y sin decir nada a nadie, siguió luchando así durante varios rounds, hasta que finalmente obtuvo la victoria. La guerrera se estrenó en esta edición de Ambulante, en la Ciudad de México. Paulina del Paso mencionó que entrar al documental es una adicción, pues en él está todo.

 

 

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player