El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Vapor de vida: la metáfora de los hombres finlandeses.

Juan Carlos Gallegos

 
06 de abril de 2011

Vapor de vida: la metáfora de los hombres finlandeses. - El faro cultural - Juan Carlos Gallegos

Vapor de vida de J. Berghäll y M. Hotakainen es un documental que trata sobre la vida misma, vista desde sus diferentes ángulos. En los 80 minutos de duración la cámara se mete a varios saunas, acompañando a los hombres finladeses que asisten para relajarse, y para hacer confidencias y hablar de sus vidas. Empieza con un hombre que dice a sus amigos que nunca olvidará el día en que nació su hijo y cortó el cordón umbilical, de lo maravilloso que es cuidar a alguien tan frágil y verlo crecer día a día. Los amigos sonríen.
Después, en otro lugar, un par de hombres hablan acerca de la infancia de uno y de la hija del otro. El padrastro del primero no lo quería, lo hacía sentir mal y lo maltrataba, y el niño lo evitaba. Un día, ya adolescente, se emborrachó por primera vez. Llegó a casa y hubo una riña con su padrastro. Estaban en el balcón de la casa y el joven, de complexión atlética, era más alto y robusto, mientras que el hombre era bajo. Éste acabó rogando a su hijastro que no le hiciera daño, que no lo matara, pues bien podía haberlo lanzado desde ahí. Ese día terminó la hostilidad del padrastro. El otro hombre, el que escuchó, cuenta su anécdota a su amigo. Tuvo una hija, la cual cuidaron sus padres, es decir, los abuelos de la niña. Con el tiempo no lo dejaron verla. Hubo problemas y pleito legal. Al final él acabó perdiendo, y no puede acercarse a ver a su hija. El hombre dice que aún le duele, que le bastaría tan sólo con ver a su pequeña. Llora. Le comenta a su amigo que decírselo le hace bien.
Y así, igual que estos tres casos, se suceden durante la duración del documental más de una docena de conversaciones, en grupo o individuales. Las anécdotas son muchas, pero tienen en común los principales elementos de la vida. Se habla del amor, de la cárcel, de la muerte, de los hijos arrebatados o no. Los hombres, desnudos, fuertes o robustos en varios casos, cuentan sus alegrías y sus penas, ríen y lloran. Todo lo que se dice se hace casi en su totalidad sin música de fondo, salvo por algún piano, muy breve, introducido en el proceso de edición.
Este documental al final es una metáfora. Estos finlandeses entran al sauna y se desnudan, pues se quitan la ropa, y también sus fachadas de hombres fuertes, para revelar sus sentimientos, y compartir su dolor, aunque también su felicidad. De cuando en cuando echan agua a unas rocas que están calentándose. Cuando se mojan, sale vapor. Estos hombres son duros como las rocas, pero en el sauna al sudar, al mojarse, también expulsan agua a través de la piel, a través de los ojos.
Un hombre habla de su estancia en prisión. Ahí planeó fugarse. Se puso a hacer ejercicio para sudar, y luego se cortó las encías con una navaja de rasurar. Después, bañado en sudor y con suficiente sangre en al boca como para escupir una buena cantidad de la misma, dijo que sentía un dolor de estómago muy fuerte. Entraron los guardias y lo creyeron enfermo. Entonces trató de escapar, pero fue detenido más adelante. Después de una década es libre. Ya afuera tomó consciencia de lo mal que había vivido, de lo peligroso que fue, y endereza su vida. Cuando era niño deseaba casarse con una enfermera de ojos cafés. Un día, en la iglesia, conoció a la que sería su esposa. Y ella resultó ser una enfermera de ojos cafés. El hombre inicia contando su historia solo en el sauna. Al final sigue ahí; está con sus hijos, tres niños. Los baña y juega con ellos. Dice que siempre tuvo los bolsillos vacíos, y que ahora tiene una familia y los bolsillos vacíos. Está conforme con su vida.

 

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player