El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Con La voz de la luna se cierra el ciclo de Fellini en la sala del Ex Convento del Carmen

Juan Carlos Gallegos

 
31 de mayo de 2011

Cine en Guadalajara - Con La voz de la luna se cierra el ciclo de Fellini en la sala del Ex Convento del Carmen - El faro cultural - Guadalajara jalisco méxico - Juan Carlos Gallegos

La voz de la luna, rodada en 1990,fue la últimapelícula de Federico Fellini. Cuenta con la participación de Roberto Benigni, director y protagonista de La vida es bella, como Ivo Salvini. El filme de Fellini tiene el sello del director, pues presenta acciones y secuencias que son misteriosas o que deben y pueden interpretarse en más de un sentido. Ivo y Gonella (Paolo Villaggio), los dos protagonistas, viven aventuras que no podrían ser consideradas como reales pues poseen un toque onírico, producto de la acumulación de hechos extravagantes, o por la mera de presencia de algunos que resultan imposibles.

El ingrediente extraño se encuentra en todo lugar. Incluso en el sonido está presente. Hay tonadas que se repiten desde el principio hasta el final, pero aparecen esporádicamente. Ya desde un inicio se ha dicho que esas melodías deberían ser prohibidas, pues son diabólicas. El hombre que explica esto menciona que cuando las tocaba con su instrumento musical pasaban hechos extraños, como que los muebles se movieran solos o que aparecieran de repente personas extrañas en la casa. La explicación no sólo es verbal, sino que hay escenas en donde se muestra lo que ocurrió.

            En determinado momento se hace una crítica a la música de la época, la cual resultaba nueva para Fellini, quien rechazaba estas manifestaciones culturales. Un enorme grupo de jóvenes que se encuentra en un edificio solitario acondicionado para conciertos baila The way you make me feel de Michael Jackson. Gonella dice que si ellos supieran lo que es el sonido de un violín no se atreverían a decir que bailan. Y en seguida aparece una pareja para él y el sonido de la  música de la que habla para demostrar con hechos y no con palabras lo que argumenta.

            Ivo pasea por la ciudad sin motivo aparente, Gonella huye de una enorme confabulación que se teje alrededor de él, aunque esto puede ser parte de un delirio de persecución que sufre, el cual incluye a los ancianos como parte del enemigo, pues quieren contagiarlo (de vejez) para que sea igual que ellos.

            Ivo escucha la voz de los pozos de agua hablarle en la noche, sube a las azoteas para hablar con amigos, sale de casas por las ventanas, busca a la poseedora de un zapato pues está enamorado de ella. Las aventuras parecen no tener conexión y son extravagantes, tal como en un sueño. La luna llega a bajar del cielo y los italianos la amarran para hablar con ella y hacerle preguntas. Esa noche el acontecimiento aparece en televisión, y la condición de indigna de que adolece la raza humana arruina la maravilla, pues alguno de los presentes tenía que comportarse de manera mezquina ante tal hecho.

            Este filme, con personajes extraños, hechos desconcertantes, eventos maravillosos y absurdos, de una producción a la medida, y locaciones y vestuarios adecuados para representar el sueño de la vida, representa al director italiano como muchos de sus otros filmes. Se presentó en el Ex convento del Carmen, como parte final del ciclo de Fellini, el pasado jueves 26.

            

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player