El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Vivamente el domingo, última oportunidad de ver a François Truffaut en el Ex Convento del Carmen

Juan Carlos Gallegos

 
20 de febrero de 2011

Vivamente el domingo Última oportunidad de ver a François Truffaut en el Ex Convento del Carmen

Vivamente el domingo es la tercer película del director François Truffaut que se exhibe en el Ex Convento del Carmen en el mes de febrero. La historia es la de un caso policiaco: Julian Vercel sospecha que su mujer, Marie Christine, lo engaña, y poco después una mujer desconocida le llama por teléfono, diciéndole que sus sospechas son ciertas. Pero a la vez la mujer lo acusa del asesinato del amante de su esposa. Vercel no sabe qué hacer y las investigaciones policiacas comienzan. Después todo se complica, cuando al volver a casa de un interrogatorio policiaco descubre que alguien ha asesinado a su esposa. Como no tiene coartada para ambas muertes, ni testigos que puedan dar testimonio a su favor, Vercel se vuelve el principal sospechoso.
       El plan es sencillo: ir a Niza, donde su mujer estuvo poco antes de volver a casa para morir, e investigar todo lo posible. Sin embargo no puede concretar el plan, pues su secretaria, Barbara, aprovecha cuando él se duerme en su escondite, que es también su negocio, una agencia inmobiliaria de la que es el dueño, para tomar el auto de su jefe y dinero. Con estos medios llega a Niza e investiga en lugar de Vercel. Una vez ahí, por una serie de situaciones afortunadas y gracias su empeño, Barbara va conociendo datos acerca de Marie Christine. Vuelve con su jefe, pero todo se complica. La policía vigila, hay un hombre sospechoso que ronda por la agencia, las llamadas de la mujer misteriosa se hacen insistentes, hay conflictos entre Vercel y su secretaria, y reaparecen personajes de Niza que al parecer tienen más que ver en el misterio de lo que se supondría en un principio.
       Luego ocurren más muertes misteriosas, y la policía, al investigar el pasado de la esposa de Vercel, descubre que ella en realidad usaba un nombre falso, y que su matrimonio es inválido, por algunas irregularidades. A pesar de todo Barbara ayuda a su jefe, y ambos investigan los asesinatos por su cuenta. En el proceso entran a la casa de otra víctima del asesino desconocido, donde tienen una pelea con el hombre misterioso que rondaba la agencia, y en otra ocasión Barbara se disfraza de prostituta para poder entrar a un burdel y obtener más información. Aunque hacen lo posible por desentrañar la situación, no es sino hasta el final cuando obtienen resultados concretos. Con ayuda de la policía el asesino es descubierto, aunque no atrapado.
       La trama aunque no es muy complicada sí necesita de seguirse con atención, pues en el transcurso de las averiguaciones los datos nuevos aparecen uno tras otro sin descanso. La película, aunque trata sobre varias muertes misteriosas no deja de ser lúdica: en la pelea con el desconocido Barbara lo golpea en la cabeza con una réplica pequeña de la Torre Eiffel, y en otro momento, cuando la policía casi los descubre en la calle, ella empuja a Vercel contra la pared y lo besa, y luego le dice “hice esto porque lo vi una vez en una película”. Los filmes de Truffaut se han exhibido durante los viernes en este mes de febrero, y en enero, durante los jueves. En lo que va del año esta es la séptima obra de este cineasta francés que se proyecta en la videosala del Ex Convento. Aún falta una película más en este ciclo: Las dos inglesas y el amor, programada para el viernes 25 de febrero.

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player