El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Las dos inglesas y el amor es el octavo filme del director François Truffaut que se proyecta en el Ex Convento del Carmen en este año.

Juan Carlos Gallegos

 
28 de febrero de 2011

Las dos inglesas y el amor es el octavo filme del director François Truffaut que se proyecta en el Ex Convento del Carmen en este año.

En este filme, de 1971, el director François Truffaut nos muestra la amistad y el amor que surgen entre el joven francés Claude Roc y dos hermanas inglesas, Anne y Muriel Brown. La historia se sitúa en Paris, en 1900, sin embargo, aunque es lineal, hay varios saltos en el tiempo, y de una escena a otra pueden pasar varios meses. Para avisarnos que las semanas han transcurrido y contarnos los incidentes que tuvieron lugar pero que no vimos, la película cuenta con un narrador, quien conoce a detalle todo lo que ocurre, incluyendo los pensamientos de los personajes. Este narrador se parece más los de las novelas, que todo lo saben, aún cuando nunca aparezcan en ellas. De hecho, la trama que se nos presenta bien podría haber sido una adaptación de alguna obra literaria, tanto por los diálogos como por los hechos en general, además de la ambientación y la manera en como los personajes se relacionan.
            La historia es dramática: en Paris Claude conoce a Anne, con quien entabla amistad, luego ella lo invita a Gales, donde le presenta a su hermana. Aunque él se siente atraido por Anne, ella trata de hacer que la atención de él se enfoque en Muriel. Luego empieza el juego del amor. Primero él propone iniciar una relación amorosa a Muriel, pero ella lo rechaza, después los papeles se invierten, pero el joven ya está en París. Una vez ahí se dedica a conocer a algunas mujeres. Después Anne viaja a Francia y por fin ella y Claude mantienen una aventura. La trama continúa entre amantes los ocasionales amantes de él o ella, los pequeños conflictos que esto provoca y la revelación final que tiene que hacer Anne a Muriel, acerca de su aventura con el hombre que su hermana ama. Esto ocasiona que Muriel enferme, y posteriormente, muera.
            Las dos inglesas y el amor es una tragedia amorosa, donde las emociones son el motor de la historia. Los personajes en realidad no son muchos, y aunque más de alguno tiene un rival, los conflictos que se generan en realidad no son muy graves. Incluso Claude dialoga de manera amable con un amante que Anne tuvo en el tiempo en que entabló relación con él. Las dos hermanas tampoco llegan a tener alguna pelea originada por amar al mismo hombre. Las escenas románticas son abundantes, y las situaciones pueden desarrollarse poco a poco, o bien pueden cambiar rápidamente, por los saltos que hay en la narración. Todo esto, además de la presencia del narrador, hacen que la película dé la impresión de que se está viendo una novela de amor del siglo XIX. Un detalle curioso es que los diálogos eran en francés, pero si no había algún personaje de esta nacionalidad en escena, se hablaba en inglés. Este filme fue el octavo del director François Truffaut que se proyectó en el Ex Convento del Carmen en lo que va del año.

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player