Cien mil poetas y músicos por el cambio en Mixcoacalli

0 30 octubre, 2015

Erik Castillo

La fecha era motivo de interés nacional, 28 de Septiembre, a un año del crimen de estudiantes normalistas en el estado de Guerrero las preguntas siguen en el aire. La rabia contenida salió a las calles, algunos se unieron a La Marcha, otros pasamos al refrescante patio francés de la casa Mixcoacali. La cita era para poetas, músicos, locos y soñadores. You can say I´m a dreamer but I´m not the only one. De par en par se abrieron las puertas para los espíritus inquietos del canto y la poesía. El arte como antídoto para un sistema podrido y sordo. El arte, comunión con el otro. Quizá, quizá… Perhaps recorría los rincones vegetales, la tarde se disponía a caer. La iniciativa de Aida Monteón por organizar esta plegaria artística a nivel local se volvió realidad al unir esfuerzos y voluntades con el colectivo cafetero y su ya tradicional café con letras. Quizá… sea lo mejor no dar nombres de los participantes, ni créditos a sus escritos. Quizá, lo mejor sea soltar los versos de por sí ya sueltos en la marea de esta hermosa fuerza renovadora para el mundo. Amar única locura permitida (montaje literario) Definitivo dar la cara a la felicidad/ Todo lo encuentro en el festín de las letras hasta indigestarme/¿Has mordido alguna vez la manzana de la vida?/ Cuando el amor está haciéndonos/ Déjame meterme en

Posted in Literatura, Slider by Galileo Contreras | Tags: ,
0 27 octubre, 2015

Blanca Bátiz

La inmortalidad es un don que nos regalan las letras, y cuando el camino que se ha andado es tan amplio y tan importante para la literatura, los homenajes no se hacen esperar, sin embargo hay ocasiones en que llegan cuando el cuerpo se ha ido, es ahí que un homenajes se vuelven póstumos y siempre van cargados de un sinfín de emociones, tal es el caso de Hugo Gutiérrez Vega, quien ha recibido una serie de homenajes que si bien fueron planeados en vida del autor, la vida nos sorprendió con su partida del plano terrenal.

El Centro Cultural La Paz en el marco del XII Encuentro Literario Lunas de Octubre, el 15 de octubre del 2015 al cierre de las actividades, fue el escenario para el homenaje póstumo a Hugo Gutiérrez Vega, poeta mexicano, “poeta sin fisuras.” Hugo Gutiérrez Vega (1934 – 2015) originario de Guadalajara, Jalisco se desempeñó en vida como director de teatro, escritor, poeta, ensayista, periodista, profesor universitario y diplomático. Entre sus libros de poesía destaca: Buscado amor (1965), con prólogo de Rafael Alberti;  en dicho homenaje se mencionó y se celebró Buscado amor, poemario publicado por primera vez hace 50 años.

Posted in Literatura, Slider by Galileo Contreras | Tags:
0 20 octubre, 2015

Erik Castillo

27 de septiembre

Cuerdas barrocas, una fuente de cantera, candelabros antiguos y el patio central colonial recibieron una sesión más de Café con letras. El Café Andalucía, a solo unos metros de la estación refugio del tren ligero, se convirtió en un nuevo anfitrión para la fiesta literaria. Allí, se abrió un paréntesis en el ajetreo de la desquiciada Avenida Federalismo, una pausa, un silencio para la lectura, la charla, el descanso, un lugar que sin duda nos transportó a otro momento del pasado. Al fondo del patio con la postura recta que guarda un guitarrista clásico, Israel Olea hacía vibrar cuerdas barrocas, voces simultaneas que nacían del instrumento y comenzaban a tejerse en el aire, figuras curvas, sensuales y armónicas. Manuel Ponce y Cesar Oliva son héroes del guitarrista; tal vez su ejemplo haya dotado de precisión y talento interpretativo al joven músico.  

Remojar las letras en café

Teresa Gutiérrez tiene una voz descriptiva para el mundo y sus inventos cibernéticos como el chat, también tiene la inquietud de meter el cine ó el videoclip en un poema: Close up sobre una mano/plano americano en el pizarrón/Siempre a la misma hora todas las mujeres son una. La obra de Remedios Varo es alimento para los sueños de la escritora y la confo

0 13 octubre, 2015

Erik Castillo

Crónica del 17 de septiembre, 20 hrs

La canción de la rata envenenada y Erik Satie La Sala Higinio Ruvalcaba ardía con una humedad del demonio, unas cincuenta sillas, micrófono y atril. Las bóvedas de aristas y los gruesos muros de piedra eran el escenario propicio para la cita con las letras y la música. Entonces Apolo cedió sus poderes divinos sobre la música al inquieto Dionisio para guiar a esta cantautora. De carácter franco, y asidua a caminar por el lado salvaje de la vida, Karla Mora nos mostró su Crónica de una perdedora: Como estorbas en lo cotidiano / Nunca fui buena para ver lo bueno en ti/ Se desviaron los caminos, cada quien empacó tristezas / Y si despierto el mundo muere detrás de mí Poeta de la calle, maldita poesía de malditos poetas, acordes de luz, ráfagas embriagantes de pasión, éxtasis vital. Y todo el mundo musical de Karla tiene el sabor metálico de la resaca al despertar en el centro de un sueño agradable y adictivo.   La dulzura que cabalga en los labios Marina Trujillo advirtió: Los poetas no envejecen, somos el niño asustado por el monstro de debajo de la cama. Las palabras se revolcaron en ritmo frenético sobre sí mismas con la poesía de Marina. Además, pa

0 20 septiembre, 2015

J. Trinidad Kordero

Celidonia era mujer de baja estatura, gordita y de piel morena. Su largo cabello era de negro intenso. Era una mujer que alegraba la vida. Ella esperaba un hijo. —Estas a punto de encamarte— le dijo la okotzyu’we a Celidonia mientras le tallaba el vientre con aceite de almendra y un poco de hoja caliente —traerás a la madre tierra quien te cuide la casa y te lave la ropa. —¿Voy a tener niña?— interrumpió preocupada la señora. —Sí, alumbrarás una niña que trae una vida de abundancia. Ella va a nacer alegre. Así lo confirma tu vientre. Celidonia se quedó atajada en su corazón. Su marido esperaba un niño —es niño… tiene que ser un niño que llegue para florecer en la casa— se escuchó decir. La okotzyu’we terminó de sobarle el vientre y le acomodó la criatura que esperaba.   —Tienes la barriga como tortilla esponjada y tus caderas anchas igual que la canasta. A leguas te acusa que vas a tener una niña. Cuando un niño está en camino, la barriga se adelgaza como machete y la cadera se pone igual que una mazorca sentada— le explicó.   Celidonia se levantó del banquito, se acomodó el vestido y se amarró el cabello. Se acordó que ya tenían ocho hijos: un varón y siete mujeres. No quiso angustiarse, mejor se acarició el vientre, observó su ombligo redondo que estaba por

0 20 septiembre, 2015

Juan Carlos Gallegos

Ingratas creaciones. Breviario de la imaginación es el primer libro de su autor, Jorge Olvera, y el tercero de la editorial que lo publica, Effictio Editores, que hasta el momento se ha enfocado en el género de la minificción. Ninguna de las breves narraciones que se incluyen en el volumen sobrepasa la extensión de una cuartilla; lo mismo ocurre en Minificcionario de amor, locura y muerte y La rubia despampanante y otras microhistorias, anteriores obras que la editorial ha puesto en circulación. Otro par de características, presentes en las tres publicaciones, son las siguientes: primero, en todos los casos se reúne la cantidad de cien textos, decisión de los editores que brinda uniformidad a su proyecto y ofrece al lector un nutrido grupo de ficciones, y en segundo lugar, un minicurrículum de cada autor, localizado en las páginas finales, el cual ofrece datos básicos, pues también sigue la premisa de la brevedad.   Ingratas creaciones se divide en dos partes precedidas por un “miniprólogo”, en el cual, gracias a un artificio literario, el autor se coloca dentro de la mente de quien los lee. La primera parte se titula de manera idéntica al libro, mientras que la segunda tiene por nombre al subtítulo. Así pues, habría que esperar que de alguna manera la ingratitud estuviera contenida en las diecis

0 9 septiembre, 2015

Melisa Quirarte

Fue una noche cálida la que aconteció el día 4 de Septiembre a las 19:00 horas en el Instituto Cultural Arnulfo Villaseñor, ubicado en la colonia Ladrón de Guevara, en donde se presentó el escritor Ignacio Varela a quien de cariño le decían “Nacho” o “Nachito Varela”, lo acompañaba su esposa y junto con él en el presídium estaban presentes el licenciado Guillermo Lara, gerente general del Instituto Cultural Arnulfo Villaseñor, el maestro Juan Carlos Gallegos quien participaba anteriormente en nuestro medio El Faro Cultural, y por último el maestro Francisco Felipe Estrada de la Oficialía Mayor de la Secretaría General de Gobierno del Estado de Jalisco.   Comenzaron con una semblanza del maestro Ignacio Varela, leída por Juan Carlos Gallegos, la cual mencionaba que perdió la vista a los 7 años y cursó la primaria en el Instituto Nacional para Ciegos de Coyoacán, todos sus estudios realizados con excelente promedio, graduado de Maestro en ciencias matemáticas por la UNAM, profesor durante varios años, comenzando como ayudante y después como Asesor. También Nachito es un músico de Jazz y tiene canciones propias y covers, ha producido varios discos de música mexicana y brasileña. Y durante la presentación de su libro nos deleitó el oído con 4 melodías interpretadas por él con ayuda en

0 9 septiembre, 2015

Marina Trujillo

Estas breves líneas, pretenden ser una aproximación al cruce de caminos que se da entre la poesía y la filosofía.
La imagen poética y el poema, sin pretender agotar su interpretación, son los puntos de encuentro que trataré hoy.

Tomaré una imagen muy sencilla con la palabra “casa”. En cuanto es mencionada o leída, viene a la mente una casa con ciertas características, tal vez con ventanas, pintada de cierto color, con tejas. Si la palabra “casa” está integrada en un verso, por ejemplo, “la casa de las palabras”, inmediatamente la imagen de “casa” toma otra forma, que busca adecuarse a “la casa de las palabras”. Así nos topamos con una imagen poética. Para el filósofo francés, Gastón Bachelard, la imagen poética es una interrogante a desentrañar. Cabe mencionar que Bachelard es reconocido como filósofo de la ciencia, pero una buena parte de su producción intelectual la dedica a la imagen. Ahora bien, dentro de este tema, no le interesa realizar un análisis de la composición del poema como una agrupación de imágenes múltiples sino, observar que sucede con las imágenes aisladas, cito “Hay que estar en el presente de la imagen, en el minuto de la imagen” y continua “si hay una filosofía de la poesía, esta debe nacer y renacer con el motivo de un verso dominant

0 14 agosto, 2015

Ingrid Valencia

Tal cual se escucha el sonido del viento antes de la lluvia de verano, recuerdo las formas de los rostros de los niños cuando leyeron su primer poema. La lluvia de Morocoy pasa con ímpetu, es rápida, moja todo y se va, deja un pasto húmedo que se seca de inmediato. Los versos reconstruyen, uno a otro, las imágenes de lo cotidiano, las costumbres, las leyendas, los olores. Al releer sus poemas regresa la sensación de la lluvia y vuelvo allá, a las historias, a las conversaciones pendientes. Ya no están aquí para especificar lo sucedido desde 1965 hasta la fecha. Durante cincuenta años Morocoy se ha transformado en una comunidad diversa. El Sr. Morales dice que entre 1994 y 2000 algunos vendieron sus propiedades para irse a trabajar a EE. UU. Los coyotes cobraran entre 15 y 20 mil pesos por cruzar la frontera. Malbarataron sus tierras junto con el derecho agrario después de lo que él llama “la fiebre del picante”, la cual fue una época de bonanza de chile jalapeño que les permitió obtener mucho dinero, después llegó la plaga y acabó con la siembra del chile. Los niños cuentan que existe un caballo con ojos de fuego, el animal se lleva a la gente al monte, los captura como los duendes que viven en las ruinas mayas. Pero los duendes no se llevan a los niños al monte sino a

Posted in Literatura, Slider by Galileo Contreras | Tags: , ,
0 7 agosto, 2015

Martín García Lopez

Hace poco tuve la oportunidad de conversar con Noel Rene Cisneros Peña, ganador del premio Julio Torri 2015, por su colección de cuentos, Gloria Mundi nuevo Liber Pontificalis En la charla aproveché para hacerle una entrevista, este fue el resultado:

¿Por qué empezaste a escribir?

De niño los juegos que más me gustaban eran aquellos en que podía armar historias, largas, dilatadas epopeyas con granjas de plástico, con juguetitos de mcdonalds que mis primos enviaban del otro lado; disfrutaba también escuchar las historias que mi abuela nos contaba, historias de caballos que en medio de una tormenta de nieve volvían al hogar con el jinete inconsciente a cuestas; escuchar a mi padre hablarme de sus lecturas, cuando me explicaba bajo un táscate de lo que está hecha una enana blanca —imaginar esa cuchara de material pesadísimo blanco y luminoso—. Todo ello fue abonando para que surgiera en mí la necesidad por los relatos, por las historias, por el asombro del mundo; ante el cual siento la necesidad de escribir.

Mis primeros intentos de escritura son extraños, el primero incluye una especie de taller literario. En tercero o cuarto de primaria nos enca

Posted in Literatura, Slider by Galileo Contreras