Parajes de la memoria | Lo elemental

0 18 mayo, 2015

Marina Trujillo

Me encuentro frente a una persona. Me saluda con entusiasmo y procuro hacer lo mismo aunque en el fondo estoy desconcertada, tratando de recordar de donde la conozco. Se transluce en mi expresión que no la recuerdo y la persona me da detalles de nuestra relación “¿A poco no te acuerdas del tal? Nos conocimos en ese lugar”. Entonces intento recordar. Entro en mi fábrica de los recuerdos y me dirijo al norte. Busco su rostro. Sería genial si los rostros estuvieran ubicados en orden alfabético. No es así. Repaso las fisonomías a la mano. Sigo sin recordar. Mi memoria recorre los pasillos a la velocidad de una anciana amable y me doy por vencida.

     La memoria selecciona los recuerdos y a su vez los recuerdos dan cuerpo a la memoria.

     Los recuerdos tienen sus calles y avenidas, parajes, bosques, ríos, recovecos. A la larga construyen su propia geografía: al noroeste los aromas que quisiéramos olvidar; al este, movimientos sísmicos que cambiaron nuestras vidas; al sur, objetos que nos producen indiferencia; al oeste, sensaciones de placer; al suroeste, remembranzas de nuestra infancia.

     Los mapas de la memoria nos deparan grandes sorpresas. Un objeto determ

0 18 mayo, 2015

Didí Sedano

Hay tantas cosas que hacer en Zapotlán, después o antes de comer tostadas. Zapotlán que se reinventa en palabra que se dice en su nombre, en el mítico paisaje que hace el coloso volcánico que estoico vigila la quietud de ”una laguna soñada que se disipa en la aurora”. Venir a conocer Zapotlán obliga a caminar por sus calles, por esas mismas que pisó Pablo Neruda y que también recorrió Carlos Pellicer, -uno le regaló una Oda y el otro le confirió el gallardo epíteto de la Atenas de Jalisco.

     De todos los orgullos zapotlenses, uno de los principales y más representativos en el ámbito de las letras es Juan José Arreola, nuestro último juglar, quien también caminó interminables veces por estas calles mal trazadas. Arreola que en un ir y venir dejó el halo de su palabra en muchos rincones de este pueblo grande, grande no por el tamaño sino por su espíritu afanoso.  Si se viene a Zapotlán se debe venir a conocer a Juan José Arreola, Zapotlán es a Arreola, como Arreola es a Zapotlán, hay un punto de equilibrio dónde no sabemos a ciencia cierta quién inventó a quién, si nosotros (los zapotlenses) hemos creado a Juan José o Juan José (re)creó a Zapotlán en La Feria.

   

0 12 mayo, 2015

Galileo Contreras Alcázar

<div class=”fb-like” data-href=”h Fuego de mar (Ediciones el viaje, 2015, ISBN: 9786079284435) es una publicación dónde se compilación una serie de textos encontrados por Aurora Carvajal y que pertenecieron a Vanessa, su hija. En esta edición del viaje bien armada y con pasta de solapa y plastificada, se reúnen los textos que Vanessa fue tejiendo a lo largo de su corta pero intensa vida en que compartió su energía vital entregada a las causas sociales, impulsó que compagino con el estudio de su carrera de sociología en la Universidad de Guadalajara. Fuego de mar, a más de algún otro libro que pudiese publicarse en razón de encontrar más textos, se compone de tres partes principales: 1. De los nombres; 2. Punta de flecha, y 3. Romper el monte. Cabe destacar la ausencia de ideología política, pues a pesar de que, como sabemos todos los que tuvimos la fortuna de conocer a Vanessa, estuvo involucrada con movimientos sociales de corte justicialistas y revolucionarios, así nos damos cuenta de que la opción de su poesía no fue utilizada como vehículo de sus inquietudes políticas, sino más bien como genuino y honesto instrumento de sus intimidades más ondas, en todo caso, mientras para ella la política era sensibilidad volcada hacia afuera, en su poesía la sensibilidad la encontr

0 11 mayo, 2015

Didí Sedano

Del viernes 8 al sábado 23 de mayo se realizará en Zapotlán el Grande la Feria Municipal del Libro y las letras independientes. Como resultado del trabajo en conjunto del Ayuntamiento y la asociación de libreros zapotlenses, se ha programado una serie de actividades pensadas para un público amplio y diverso.

     En una breve y sencilla ceremonia protocolaria, presidida por la presidente municipal suplente Bertha Alicia del Toro y acompañada por el jefe de Casa de Cultura el maestro Cayetano Chávez Villalvazo, se dio por inaugurada la vigésima segunda Feria Municipal del Libro en Zapotlán. En el acto también estuvieron presentes el representante de la asociación de libreros José Luis Zaragoza y e Ignacio del toro rodríguez, regidor de ecología.

     Cada mayo, desde hace veintidós años los portales albergan durante poco más de dos semanas a varios distribuidores independientes de libros -nuevos y usados-. El centro histórico se vuelve un espacio importante para la compra, venta e intercambio de libros.  Además de un punto estratégico de la distribución de las letras, el Centro de Zapotlán también se convierte en un foro, abierto al público en general , para la presentación de libros, convivenci

0 11 mayo, 2015

Ingrid Valencia

Poco antes de despertar soñé algo extrañamente bello de lo que media hora más tarde apenas sabía nada más.

Robert Walser

Y uno está con fiebre envuelto en sudor bajo las cobijas, expuesto al humor fétido del cuarto y ante los ojos de la presencia deleznable.

     Es la mirada que se olfatea. Es la mirada que lo sabe todo y uno debe rendirse, disfrutarlo o continuar dentro de la espesa neblina maloliente.

      A veces el llanto o el temblor de las manos son un alivio, sobre todo porque indican que uno puede moverse incluso con miedo. Con el tiempo escasean los recursos de la expresión, uno se acostumbra a la enfermedad, a la mirada vigilante, al olor propio del hartazgo.

     Un paranoico debe hacer un hueco en la pereza, llevar al máximo la rutina circular para entender lo que está de más, lo desarticulado, y señalar lo que sale de control. Durante el trayecto cotidiano habrá de saludar a los mismos comerciantes y cerrar los ojos en el metro, fingirá la siesta para no mirar los rostros ni los zapatos de la gente y así evitar la cansada observación de gestos y manías.

0 11 mayo, 2015

Donde se guardan los sueños es un álbum infantil ilustrado, dirigido a niños que están en el proceso de aprender a leer, habla acerca de los sueños y las pesadillas. Completamente ilustrado con fotografías de artesanías mexicanas como alebrijes, juguetes de madera, muñecos de fieltro, vidrio soplado y rebozos de diversas regiones del país, este texto busca acercar a los más pequeños a la lectura.

0 8 mayo, 2015

Este día 8 de mayo de 2015 a las 8:00 pm en el marco de la Feria Municipal del Libro y la Cultura, Antonio Ortuño, reconocido periodista y premiado escritor tapatio, introdujo Tiempo de aeropuertos, del autor Rogelio Navarro, desde la perspectiva del periodismo, su propia profesión. Así recaba varias anécdotas que aparecen en el libro y las entroniza desde su experiencia en aquél mítico diario en que trabajó llamado Siglo XXI, y posteriormente de su cierre, en el diario Público. La anécdota central ronda la experiencia periodística en el caso de la muerte del Papa.
El libro inscribe la experiencia de Rogelio en diversos casos que cubrió, también, desde el medio periodístico. Problemas cotidianos de la profesión desde la forma adecuada de tomar una cámara en un terreno inestable, hasta redactar de emergencia un documento del Papa que nunca nadie redactó con anticipación.
Posterior a la intervención de Antonio, Rogelio comenta que un día en un vuelo sin rumbo, decidió que podía hacer una historia, rescatando mucho el proceso de su experiencia laboral para hacerlo. Fue de esa manera que ideó la elaboración de este libro en que recopilaría su experiencia desde su propia imaginación. Después abrió la conversación con el público. El libro está a 150 pesos a precio único. Libro disponible en quiche.com y en el stand del Consej

0 4 mayo, 2015

Blanca Bátiz (BB)

 

Siempre es un buen momento para conocer la trayectoria de una editorial que se ha caracterizado por un trabajo constante en pro de la literatura local, nacional e incluso internacional, dejando en la mira del lector el sello de la editorial Arlequín.

     La editorial Arlequín es dirigida por Felipe Ponce (FP), quien consintió nuestra entrevista y nos recibió en su oficina, ubicada en la calle Morelos 1742, en la colonia Americana de Guadalajara, Jalisco. Cabe mencionar que desde la recepción del lugar se puede observar una muestra del trabajo que han realizado.

BB: ¿Qué nos puedes decir sobre la trayectoria de la editorial Arlequín, Felipe?

FP: La editorial nació como tal en el 94, un 15 de marzo, cuando presentamos ante nosotros mismos el primer ejemplar de la editorial, y digo ante nosotros mismos, porque no fue una presentación pública ni formal, si no recuerdo mal estábamos en un café; presurosos de haber salido con él de la imprenta, llegamos ahí y lo presentamos a los demás. ¿Quiénes eran los demás? Los socios iniciales de una pequeña cooperativa, que fue como funcionó al principi

0 27 abril, 2015

La gente empezó a reunirse a partir de las seis de la tarde, el pasillo de sociología convocó algunos puestos de libros usados, la proyección de un documental afuera del baño de los hombres y una vendedora de papas.

A las seis quince llegó el equipo de Café con Letras, acompañados de seis o siete personas, escombrando una mesa que serviría de escenario, acomodaron cuarenta sillas, arreglaron el audio, llegó el café y de repente las sillas no fueron suficientes, la gente estaba arremolinada en aquel pasillo en el que hacia aire y estaba fresco.

El evento comenzó con la canción “Cajita de Oro” en voz Yahir Durán, que se acompañó de un pedal, para generar loops de armonías y coros al puro estilo de Kishi Bashi. Después de poco más de media hora empezó la lectura con Luis Vicente Aguinaga y su poema “Aviso de Ocasión”, en ese momento al fondo y alrededor del evento había un poco de ruido de gente, pero al terminar su poema “Dolencias”, aquel ruido cedió, y la mayoría de los participantes disfrutaba de la lectura con un café.

Raúl Bañuelos hizo un recorrido por los diferentes momentos de su quehacer poético, llevándonos de preocupaciones creativas a momentos cálidos y honestos.

0 23 abril, 2015

 

El pasado domingo 19 de abril, los 115 años del natalicio de Elías Nandino Vallarta no pasaron desapercibidos en Cocula, Jalisco, terruño del poeta en que nació, en el 1900. Cabe mencionar que la ceremonia no se dio en el recinto acordado, pues el director de la Casa-Biblioteca Elías Nandino se negó a colaborar con el resto de las instancias administrativas, una pena, pues hubiera sido el lugar ideal para este homenaje.

Por otro lado fuimos bien recibidos en el Museo del Mariachi que sirvió de escenario para celebrar tanto el natalicio de Elías Nandino como el del primer título del taller de literatura Elías Nandino, que nació con el sello de Café con Letras y Acento Editores. El profesor Antonio Villacis, cronista oficial de esta cabecera municipal, fungió como Maestro de Ceremonia haciendo un recorrido biográfico por la vida de Elías Nandino como médico de profesión y poeta de pasión. En el homenaje se interpretaron las composiciones que Elías Nandino dejó en la memoria popular como Usted y Mazatlán interpretadas por Fátima Guadalupe Rosales Barboza y el profesor Francisco Javier Salcedo Zepeda; así como el  Minuete a Elías Nandino interpretada por el Mariachi Tradicional Ixtlahuakuikani; por último el Mariachi Son de Cocula nos deleitó con Mi Cocula, también composición del vate coculense. En la