El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Divina Comedia en la Capilla Elías Nandino

José Galileo Contreras Alcázar

 
09 de junio de 2011

La Divina Comedia en la Capilla Elías Nandino  - literatura en Guadalajara - El faro cultural - Guadalajara jalisco méxico - José Galileo Contreras AlcázarLa cita comenzó a la hora planeada, eran las 6:30 del 30 de junio y seguían llegando inscritos, curiosos y otros adherentes a la fascinación del poema de Dante. El calor era tal que ya nos hacíamos dentro de alguno de esos círculos maravillosos y terribles por los que rueda el castigo de las almas atormentadas. Y de pronto estábamos allí, sentados bajo el tono rojo que imprimen las cortinas al atardecer reflejadas en la cantera de la capilla, escuchando la voz del maestro convocante Ernesto Lumbreras (Espuela para demorar el viaje, 1992; El cielo, 1998; Encaminador de almas, 1999; La ciudad imantada, 2008), y mirando los primeros esbozos del infierno.

            Y tal como se prometió, el compromiso con el poema de Dante fue más hedonista que erudito, claro, sin dejar de ser conciso y consistente al respecto. La asistencia fue fluida, un tanto volátil, pero en un número constante los participantes fueron más de 15, habiendo sido el primer día más de 30. Sin embargo, los constantes estuvimos siempre atentos a nuestro Virgilio de Ahualulco del Mercado mostrándonos, siempre como excelente guía, varias rutas a través de las cuales nos enteramos que el infierno de Dante no sólo era literario, que las representaciones pictóricas del poema no son sólo sublimes, sino delirantes, que el cine, en su dimensión estética ha representado también al infierno y que incluso el gran director cinematográfico galés Peter Greenaway representó para una cadena inglesa, algunos cantos del infierno.

            Así nos llevamos la semana, con muchos conocidos de los talleres literarios y el medio editorial y periodístico como: Arturo Campos, Miguel Avilés, María Eugenia, Javier, Renata Armas, Leticia, Zelene Bueno, el Pato y tantos otros. Ya le decía a alguien que hablar de la obra de Dante era un lujo que no nos podíamos perder, y menos aún con un invitado como Lumbreras, por otro lado, me contestó que cualquier día podríamos tertuliar teniendo como pretexto el infierno, pero la literatura es un excelente pretexto siempre para dar inicio no sólo a las impresiones sensibles, sino a las reflexiones profundas. Puro acto de hedonismo. Esperemos verlo pronto.

            Quizá una de las cosas que faltaron en el curso fue estrechar la interacción de los que asistimos, puedo decir que hubo una nula intervención de los asistentes, de ahí en más todo nuestro agradecimiento al Departamento de Literatura que dirige el poeta Jorge Souza por hacer posible estos eventos, pero creo que podría mejorar la logística si no hubiera tantos errores en los materiales didácticos (gratuitos) que nos quedaron mal en más de una ocasión, y si hubieran puesto, cuando menos un garrafón de agua para la semana de sesiones. Sin duda, podríamos decir, fue para darle un toque infernal al asunto.

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player