El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Tapatíos en la FIM se prendieron con los ritmos chilangos de Jaime López y su banda

José Galileo Contreras Alcázar

 
24 de junio de 2011

Jaime López y su banda en la FIM. Tapatíos en la FIM se prendieron con los ritmos chilangos de Jaime López y su banda - Música en Guadalajara - El faro cultural - Guadalajara jalisco méxico - José Galileo Contreras AlcázarY ni qué hablar, cuando decimos Jaime López y no saber que no se trata de cualquier “señor López”. Yo iba con la intensión de escuchar al maestro, y algo me imaginaba de su Chilanga banda, y es que son precisamente los tacvbos quienes bien saben quién es Jaime López. Sin duda uno de tantos buenos momentos que vivimos en Guadalajara en el marco de esta Feria Internacional de la Música. La cita fue en el Teatro Diana a las 21 hrs, la entrada general se notó un tanto floja, pero los ánimos para ver a Jaime y su Chilanga banda estaban prendidos. Esta Chilanga banda, además de ser una buena idea, es un acoplado de artistas que, como reiteró el propio Jaime en el concierto, Joselo (el guitarrista de Cafeta) se encargó de reunir.

Pasadas las nueve de la noche el concierto aún no empezaba, un poco antes de que comenzara el concierto, los trabajadores del Diana pasaron a los asistentes de la última sección hacía delante, haciendo del público una masa más compacta y cercana al escenario. Hacía un poco de frío en el recinto, la gente no terminaba de arribar, sin duda los precios tendrían que ver pues estaban un poco arriba, y es que para que la “banda” pague de entre 200 a 500 pesos para alcanzar una localidad, no cualquier banda, mínimo (diría Cordero) los mexicanos de 6 000 pesos al mes; parece una cuestión de humor pero no lo es, visitar el Diana no tiene el mismo peso que lo que tenía visitar al extinto cine Roxy, ni tampoco requería los mismos pesos. Los dos “centros culturales”, mismo origen, distinto destino. Ahora que lo “alternativo es lo in”, réquiem para el Roxy.

El concierto comenzó con Jaime López, el mismo dijo que se autoteloneó por motivos de ego. Así empezamos escuchando los duros guitarrazos con que acompaña la clásica rola de “El mequetrefe” en su versión ácida, de esta forma y en la medida en que cambiaba de una rola a otra se fue integrando la Chilanga banda. Jaime presentó en primer lugar a las damas, a la rubia del acordeón Andrea Valency, después pasó Joselo en el bajo, el Children en la batería y Emannuel del Real. Con esta conformación pasó casi todo el concierto con las esporádicas y prendidas apariciones de Rubén Albarrán.

El concierto fue una comunión, el aspecto de la mayor parte de los asistentes era de treintañeros entre otros un tanto mayores aún, no es de dudar que una parte del público llegó a Jaime López con esa marea que desató Café Tacvba con la mítica rola de López denominada Chilanga banda, obra culmen del slam chilango-tepiteño. Obra con que culmina la parte oficial del concierto en una catarsis con el público parado frente a sus asientos cantando y bailando, o como diría Jaime López, haciendo patria, amando a los chilangos.

            Al final y cuando ya se había retirado una parte del público se volvió a soltar la locura con Jaime cantando A la orilla de la carretera hasta que, otra vez con el acompañamiento de la Chilanga banda, se prendió el teatro. Y aún después, volvió a salir con un tremendo blues en compañía de un insigne blusero tapatío.

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player