El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ambiciones que matan: continúa el ciclo de cine dedicado a Elizabeth Taylor

Juan Carlos Gallegos

 
09 de junio de 2011

Ambiciones que matan: continúa el ciclo de cine dedicado a Elizabeth Taylor - cine en Guadalajara - El faro cultural - Guadalajara jalisco méxico - Juan Carlos GallegosEl viernes 3 de junio se proyectó en el Ex Convento del Carmen Ambiciones que matan (A place in the sun - 1951) dirigida por George Stevens y protagonizada por Elizabeth Taylor, Montgomery Clift y Shelley Winters. Con esta cinta se da continuidad al ciclo dedicado a Taylor, el cual inició el pasado mes de mayo e incluyó cuatro películas. En esta, aunque la actriz homenajeada tiene uno de los papeles principales, no es el principal personaje femenino; Winters viene a ocupar ese puesto, de acuerdo a los sucesos.

La historia muestra la ambición de George Eastman, hijo de personas dedicadas a la religión y con escasos recursos económicos. Un día él se cansa de no tener dinero y decide ir a probar fortuna a otra ciudad, donde viven parientes muy acaudalados. Su tío, Charles Eastman, posee una fábrica con la cual ha hecho su fortuna. Después de entrevistarse, el hombre decide dar empleo a su sobrino, quien empieza desde abajo, en producción, trabajando con sus manos en el ordenamiento de cajas para los productos.

Pronto recibe un ascenso, pues sus familiares advierten que es dedicado al trabajo, y además, es de los suyos. Desde el primer día conoció a una joven aristócrata, Angela Vickers (Taylor), de la cual se enamora. Con el paso del tiempo se relaciona poco a poco con ella, hasta que ambos llegan a formar una pareja. George recibe la noticia de otro posible ascenso. En realidad todo habría funcionado muy bien para el hombre si no hubiera hecho las cosas de otra manera desde el inicio. Recién llegado, se fija en una de sus compañeras de trabajo, Alice Ripp (Winters) y la invita a salir, algo prohibido según las reglas de la empresa. Después de un tiempo la relación se vuelve sólida, hasta llegar al punto en que ella queda embarazada, por lo cual le exige casarse o decir toda la verdad a los Eastman.

George vive una doble vida. Por un lado los lujos y diversiones en compañía de sus familiares y los Vickers, y por otra los contratiempos y problemas con Alice. Tarde o temprano deberá tomar una decisión, pero en su mente comienza a planear una salida, ya que no está dispuesto a seguir viviendo en la pobreza. Entre él y una vida de opulencia hay sólo un obstáculo, y todo obstáculo debe eliminarse. A pesar de planear bien lo que va a hacer, George puede verse envuelto en una verdadera pesadilla para alcanzar lo que quiere.

El argumento en realidad es sencillo, en el sentido de que no es una trama complicada y no hay secretos para el espectador, lo cual lo vuelve sólido y claro. Sin embargo, desde un inicio se plantea el problema del protagonista, pues tarde o temprano habrá de tomar una decisión y además puede preverse que su doble vida saldrá a la luz. Todo el suspenso que esto puede generar se incrementa una vez que Eastman toma la decisión de quitar del camino los obstáculos hacia una vida de riqueza, sin importar el precio. Tres películas más, programadas para los próximos viernes en el Ex convento del Carmen, completan el ciclo dedicado a Elizabeth Taylor.

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player