El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Bibliothèque Pascal. Realidad y fantasía de una historia de prostitución

Juan Carlos Gallegos

 
24 de junio de 2011

Bibliothèque Pascal. Realidad y fantasía de una historia de prostitución. Cine en Guadalajara - Rojo Café, Café Quimera - El faro cultural - Guadalajara jalisco méxico - Juan Carlos GallegosEsta película húngara, dirigida por Szabolcs Hajdu en 2010, trata el tema de la prostitución desde un enfoque muy peculiar pues combina elementos fantásticos, casi de realismo mágico, con la crudeza propia del tema. Esta combinación recuerda a otras cintas, como El laberinto del fauno o Dancer in the dark, en donde las historias mezclan la Guerra Civil española con seres fabulosos como las hadas, o los problemas de salud y legales con escenas de baile cuyo propósito es la acción en sí, al estilo del cine musical.

En Bibliothèque Pascal el reclutamiento a la fuerza de Mona Gajdó, una rumana de origen húngaro, en el club nocturno que lleva el mismo nombre que la película y las posteriores relaciones sexuales que mantiene contra su voluntad en ese lugar, que resulta ser más un prostíbulo de lujo que otra cosa, se entremezclan con una serie de casualidades que articulan un cuento fantástico actual en el que la hija de Mona y su padre tienen el poder de proyectar lo que sueñan a la gente que está despierta.

            Después de participar en un festival cultural que termina más pronto de lo pensado, Mona realiza un viaje breve producto de sus malas relaciones con los hombres. Al final del mismo se encuentra descansando sola en la playa. Debajo de la arena, muy cerca de ella, se encuentra el que será el padre de su hija. Él saca la cabeza y una mano en la cual trae una pistola. Después de amenazarla le pide que no se vaya y que lo cubra con algo, para que no lo encuentren los policías que andan tras su pista.

En la noche terminan en un cuartito cerca de la playa. Mona piensa escapar, pero el sueño del hombre es proyectado dentro de la mente de ella, de manera que ambos lo atestiguan, pero uno dormido y la otra despierta. A la mañana siguiente el hombre se topa con un batallón de policías en la playa, el cual le ayuda a revestirse de misticismo, pero a la vez lo elimina de la historia. Producto de la seducción de este peculiar personaje es la hija de ambos. Mona la cuida hasta que por culpa de su padre (el de Mona) se ve envuelta en los negocios turbios del Bibliothèque Pascal y termina lejos de su hija y su país, pues este sitio está en Londres.

            La historia en realidad es una metáfora, pues la vida que hasta ese momento llevaba Mona es como un cuento de hadas el cual se ve interrumpido bruscamente por la aparición de los tratantes de blancas. Antes de ser capturada muchas de las acciones tienen un tono fantástico u onírico y resultan increibles hasta para algunos de los personajes de la historia, quienes escuchan lo que pasó antes sin creerlo, pero luego las escenas en las que ella aparece sólo muestran el engranaje del Bibliothèque Pascal, con sus habitaciones decoradas cada una de acuerdo a lo que aparecería en los relatos de diversos personajes literarios o incluso históricos, como Desdémona, Juana de Arco y hasta Pinocho. Otro punto de contraste es que en Rumania las cosas suceden o parecen suceder más rápido, mientras que en el Reino Unido todo es repetitivo y por tanto las acciones se vuelven lentas.

            El título de la película le da un peso superior a lo que ocurre en Londres que a la historia que comienza y sigue en Rumania, pues ahí la hija de Mona vive con la tía de su madre, y comienza a vivir hechos muy peculiares, pues es heredera del don de su padre, pero aumentado, pues sus sueños no sólo pueden ser introducidos en la mente de los demás, sino que se materializan delante de todos y hasta interactuán con los que están despiertos. Desde el inicio y aún después de que todo termina en Londres, lo ocurrido en el Bibliothèque Pascal tiene un peso que puede inclinar la balanza a un lado o a otro, con respecto a como será la vida futura de Mona y su hija.

            Al final los hechos fantásticos terminan siendo metáforas de una situación que puede verse como terrible en Europa del Este, si es que se les despoja de su carga de irrealidad: Mona y su hija fingen comer de platos vacíos y duermen en una cama que no es suya, pues la escena final se desarrolla en una tienda comercial de las que venden todo lo necesario para el hogar. Así, si no se ve lo que hacen madre e hija como un juego, puede entenderse todo de otra manera mucho más cruel y trágica, pues se nos dice que ambas no poseen nada, y que incluso no pueden comer. Esta película, bastante nueva, es parte de la oferta del CAAV, que en su cartelera incluye cine muy actual y que no es tan fácil de ver en nuestro país. Bibliothèque Pascal se exhibió el pasado lunes 13.

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player