Café con letras visita Cocula, tierra de mariachis y escritores, en el Museo del Mariachi

0 16 julio, 2015

Café con letras 10 de Julio

Erick Castillo

Después de viajar 71 kilómetros hacia el sur poniente de la ciudad de Guadalajara, una hilera de árboles podados con formas de guitarrones, violines y trompetas anuncian la llegada a Cocula,  Jalisco. La puerta de entrada a esta población es una escultura de metal que muestra a una agrupación de mariachi, y es que esta tierra se muestra orgullosa de haber visto nacer al mariachi tradicional, símbolo definitivo en la construcción de la identidad nacional.

Café con letras por primera vez salió de la ciudad de Guadalajara, y lo hizo yendo a la tierra del insigne poeta Elías Nandino. Fue en el museo del mariachi de Cocula  donde se cortó el listón inaugural de las actividades de Café con letras en el interior del estado. El colectivo cafeteros en esta tercera temporada de actividades  pretende llegar a diferentes municipios de Jalisco donde confía existe gran calidad literaria, así como un público atento a la literatura, la pintura y la música. Esta vez fue Rafael Castillo el encargado de presidir este triángulo amoroso entre las letras, la plástica y la música.

La velada no podía iniciar de otra forma, un mariachi t

0 31 mayo, 2015

Erik Camacho

Este 22 de abril el auditorio Adalberto Navarro de la Universidad de Guadalajara, dentro de la facultad de letras hispánicas, se vistió de gala con la presencia de dos grandes escritores y académicos de la ciudad: La doctora Cecilia Audave y el doctor Dante Medina, acompañados del ensamble musical Kronos quark iniciaron las actividades de la nueva temporada de café con letras, proyecto que desde hace ya varios años promueve y divulga el talento artístico regional.

Primero fue la música, el ensamble de cuerdas llevó grandes temas clásicos del rock a los terrenos sinfónicos. Sweet child of mine, Paint it black, let it be, entre otras, fueron tarareadas por un público atento y receptivo que estuvo a punto de llenar el recinto. Después de más de media hora los músicos envueltos en aplausos se despidieron para dar paso a la literatura

El escenario estaba listo, la música había sensibilizado a los asistentes, el café ya se servía de forma constante, y los poetas tenían sus escritos preparados para lanzarlos hacia el misterio del otro, hacia puertos nuevos donde encallar, tierras vírgenes, horizontes deslumbrantes y desconocidos.

La es