La joven narrativa latinoamericana también envejece

0 1 diciembre, 2016
Reflexiones entorno a la no tan joven literatura latinoamericana

Nallely Pérez

El palacio del Boom está deshabitado, hace apenas unos días Mario Vargas Llosa señaló que le corresponde cerrar la puerta y apagar la luz del mismo. No obstante,  pensar en el Boom como la tradición aún imperante de la narrativa hispanoamericana es todavía una realidad, si no por qué llamar nueva a la narrativa hispanoamericana de los nacidos en los 70.

La necesidad de plantear la naturaleza de lo que actualmente se escribe en nuestra América, fue el eje central de la charla “La no tan nueva narrativa latinoamericana”, mesa moderada por Antonio Ortuño, en la que el peruano Santiago Roncagliolo, el boliviano  Edmundo Paz Soldán y el chileno Alejandro Zambra apuntaron perspectivas al respecto, entre las que resaltaron la diversidad de plumas y lo impensable que sería a estas alturas hacer manifiestos.

A decir del chileno, autor de “Bonsái” (2006), existen dos vertientes de narrativa en español: una, la globalizante, y otra, aquella que insiste en recobrar las nacionalidades; las cuales, sin embargo, asegura, tienen en común el afán de “recuperar la infancia desde la adultez”.