Una Odisea y media después. La Marina de Ficticia (2001-2016)

0 5 enero, 2020

El pasado 3 de diciembre de 2019 se reunieron varios autores de minificción en la Feria Internacional del Libro para presentar la antología Una odisea y media después La marina de ficticia (2001-2016), de la cual es compilador el autor guanajuatense José Manuel Ortiz Soto. El libro, publicado por la editorial La Tinta del Silencio, que tiene su base en la CDMX, reúne textos del taller llamado precisamente “La marina”, el cual es virtual y se aloja en la página web de la editorial Ficticia, una de las pocas que tienen alguna colección dedicada a la minificción. Cabe mencionar que también La Tinta del Silencio se enfoca en gran medida en literatura de extensiones breves. La editorial Ficticia, que cumple sus 20 años en este 2019, creó cerca del año 2000 el taller virtual ya mencionado, en el cual participaron y aún participan bastantes autores que ahora cuentan con bastante obra publicada. Dos décadas después, el material trabajado en “La Marina” es ya bastante, y Ortiz Soto se dio a la tarea de seleccionar un conjunto representativo de textos, entre los cuales los hay de la autoría de Agustín Monsreal, autor que durante décadas ha cosechado una abundante producción literaria catalogada en diversos géneros, y ganador de varios premios, como puede leerse en la Antología Virtual de Minificción Mexicana: “En 1987 obtuvo el Premio Antonio Medi

0 7 noviembre, 2017

Rafael Castillo Camacho

La literatura de la Revolución Mexicana fue construida por muchos escritores, en su mayoría hombres. El machismo a principios del siglo XX no dio turno a que la voz femenina relatara su visión del levantamiento armado. Los nombres más escuchados son Mariano Azuela y Martín Luís Guzmán, pero el eco de una escritora irrumpe en las Historias Literarias, una mujer que no se ha sabido valorar. Nacida en Durango, Nellie Campobello(1909-1986) publica a los veintidós años un libro poco convencional titulado Cartucho(1931). Años después, escribiría Las manos de mamá (1937) y Mis libros (1960); éste último ilustrado por José Clemente Orozco. Cartucho es una obra difícil de encasillar, no es una novela como las que comúnmente se escribieron en la Literatura de la Revolución Mexicana, pero sí comparte características. El tema principal es el movimiento armado, no obstante el tratamiento es diferente, parece más un moderno libro de cuentos. Cada relato es un cartucho relleno de recuerdos, el eco en la memoria del disparo escuchado en la lucha armada. El libro es una carrillera que contiene los cuentos, autónomos, que forman un panorama de lo que se vivió en Chihuahua. La estrategia narrativa que utiliza Nellie Campobello es muy interesante,