Presentan en Casa Taller Juan José Arreola “Constanza de Ayer” y “Póngale usted el título que quiera”

0 23 marzo, 2016

Ana Mariela De La Cruz Cárdenas

El pasado 18 de marzo en la Casa Taller Juan José Arreola, se llevó a cabo la presentación de los libros Constanza de Ayer de Alejandro Aquino y Póngale usted el título que quiera de Gustavo Adolfo Hernández “el pato”.

Constanza de Ayer es una novela enmarcada en escenarios mexicanos y europeos, y situada en el año de 1994, en éste contexto se desarrolla una historia de amor y desencuentros aderezada con un análisis histórico.

Por otro lado, Póngale usted el título que quiera es poemario un tanto singular, pues Gustavo Adolfo “el pato” no le ha puesto un título en especial, sino sólo con líneas punteadas en la portada.

Al centro de la ya mencionada portada hay un cuadro que tiene adentro puntos en desorden, allí “el pato” pide a sus lectores que los numeren y los unan para que resulte su propia portada.

Cabe mencionar que, Alejandro Aquino, además de ser escritor es músico y actualmente director del departamento de Comunicación Social del ayuntamiento de Zapotlán el Grande, ha realizado giras por Europa específicamente en Madrid y Alemania.

0 4 mayo, 2015

Blanca Bátiz (BB)

 

Siempre es un buen momento para conocer la trayectoria de una editorial que se ha caracterizado por un trabajo constante en pro de la literatura local, nacional e incluso internacional, dejando en la mira del lector el sello de la editorial Arlequín.

     La editorial Arlequín es dirigida por Felipe Ponce (FP), quien consintió nuestra entrevista y nos recibió en su oficina, ubicada en la calle Morelos 1742, en la colonia Americana de Guadalajara, Jalisco. Cabe mencionar que desde la recepción del lugar se puede observar una muestra del trabajo que han realizado.

BB: ¿Qué nos puedes decir sobre la trayectoria de la editorial Arlequín, Felipe?

FP: La editorial nació como tal en el 94, un 15 de marzo, cuando presentamos ante nosotros mismos el primer ejemplar de la editorial, y digo ante nosotros mismos, porque no fue una presentación pública ni formal, si no recuerdo mal estábamos en un café; presurosos de haber salido con él de la imprenta, llegamos ahí y lo presentamos a los demás. ¿Quiénes eran los demás? Los socios iniciales de una pequeña cooperativa, que fue como funcionó al principi