Guillermo Schmidhuber y Efraín Franco compartieron un café con sabor a teatro

0 17 septiembre, 2018

JGCA

De gran calidad y alcurnia literaria resultó el pasado viernes 14 septiembre del año en curso, el capítulo dos de la temporada cuatro de Café con Letras. El acontecimiento se dio, sin duda, en uno de los espacios arquitectónicos más emblemáticos de nuestra bella y dislocada ciudad. Me refiero al edificio Arróniz ubicado en la calle Zaragoza número 224, zona centro (Es un inmueble diseñado por el ingeniero Arroniz Topete y construido entre 1898 y 1902, con el objetivo de albergar al Seminario Mayor de Guadalajara. El 8 de julio 1914 fue tomado por las tropas de Álvaro Obregón y alojó al Ejército Mexicano. Fue entregado en el 2014 al Gobierno Estatal para la Secretaría de Cultura Jalisco para usos culturales), la gente seguramente lo identifica más como “El Cuartel” de la XV Zona Militar, sin embargo, ahora alberga las oficinas de la Secretaría de Cultura de Jalisco. Y después de este pequeño corolario histórico nos centraremos en esta segunda sesión que café con letras ofreció al público en el marco de este emblemático e icónico edificio. El menú un lujo para el oído, el humor y la reflexión. Todo un viaje balcánico, así fue el comienzo de la segunda sesión con el grupo Rigel, un sonido singular y fiestero, esta banda originaria de Guadalajara está integrada por Jonathan Cortés en el bajo, Paolo Abrah